La cesta del monedero

I.L.H.
-

Donar dinero en lugar de comida y prescindir de los voluntarios dificulta la campaña anual del Banco de Alimentos

No hay reclamo en forma de carros llenos de productos no perecederos ni voluntarios que recuerden la necesidad de donar alimentos. Este año son las cajeras y cajeros quienes se involucran en la labor informativa y el único recordatorio está en los carteles de acceso a los supermercados.

La pandemia ha hecho que se prescinda de las cestas llenas de kilos de aceite, arroz, pasta, harina, azúcar o legumbre. La covid ha obligado a llenar la cesta con el monedero y eso hay a quien no le convence, no le apetece o simplemente le cuesta más. «A mí me gustaba ir con mis hijos y comprar pasta de sobra pensando en que otros la cocinarían a la vez que nosotros», confesaba Claudia, a la que esta versión de la Gran Recogida del Banco de Alimentos no le gusta, aunque se resigna a que se haga de este modo. 

También los hay que opinan lo contrario y que ven en esta forma de donar una mejora en la gestión del Banco de Alimentos. Es el caso de Berta, que el lunes decidió redondear el coste de su compra y donar esa cifra a la ONG: «Creo que ahora más que nunca toca colaborar y haciéndolo en metálico ellos pueden organizarse con aquello que les falta». 

Los donativos en metálico están siendo más generosos. Este martes en el Mercadona de Vadillos hubo 2 de 100 euros. Los donativos en metálico están siendo más generosos. Este martes en el Mercadona de Vadillos hubo 2 de 100 euros. - Foto: Valdivielso

Aunque es pronto para determinar si la campaña es igual de efectiva que otros años, desde dentro se ve con cierto pesimismo. Gregorio, que lleva tres años ejerciendo como voluntario, cree que «no va a ser lo mismo». «Va a ser inferior seguro. Estamos hablando de que se movilizaban un millar de personas para esta campaña. Y la presencia hace mucho», matizaba mientras era testigo de que los usuarios reconocían no haberse dado cuenta del cartel.

La campaña continúa hasta el domingo en las tiendas y supermercados añadiendo la donación al importe de la compra. También se puede ingresar dinero en las cuentas que aparecen en su web (www.bancodealimentosburgos.org).

Otros años Gregorio acudía como voluntario.
Otros años Gregorio acudía como voluntario. - Foto: Valdivielso