El déficit acerca a RAP, Cs y UPyD a los presupuestos

Adrián del Campo
-
Pleno en el que se rechazaron los presupuestos presentados por el equipo de Gobierno de Aranda. - Foto: A. del Campo

Los tres partidos coinciden con el PP en la necesidad de aprobar las cuentas locales de Aranda para poder mantener los convenios con las asociaciones y habilitar cerca de dos millones en remanentes

RAP, Ciudadanos y UPyD son los tres apoyos que podría conseguir el equipo de Gobierno de Aranda para aprobar los presupuestos municipales de 2019. Los tres grupos políticos están hoy más cerca de dar el sí a las cuentas que de rechazarlas y con sus apoyos (dos concejales de Ciudadanos, uno del RAP y uno de UPyD), el Partido Popular conseguiría en el pleno convocado para mañana (el tercero al que se llevan las partidas) la mayoría necesaria, 11 votos, por los previsibles 10 en contra de PSOE, Sí Se Puede, Izquierda Unida y el del no adscrito Sergio Ortega.

El portavoz del equipo de Gobierno, Emilio Berzosa, añade al ya conocido déficit de 600.000 euros con el que cerraría 2019 el Consistorio de no aprobarse los nuevos presupuestos otro problema: el comunicado del Interventor General del Estado que, según el concejal popular, no permite prorrogar convenios nominativos con presupuestos prorrogados. Es decir, como apunta Berzosa, unos 60 convenios de distintas asociaciones de Aranda (sociales, culturales, clubes deportivos, peñas...) quedarían desiertos. De forma más clara, sin alrededor del millón de euros de ayudas locales que reciben entre todas.

El portavoz de Ciudadanos, Francisco Javier Martín, declara que «lo mejor que puede pasar es que salgan los presupuestos sin remanentes». «Consideramos que es la opción menos mala aunque no digo ni que votaremos a favor ni en contra». Mientras, el concejal del RAP, Eusebio Martín, declara que están «sopesando su decisión» y que esta se supedita a los remanentes, que aunque no vayan en el mismo pleno, como pedía el RAP, se podrían negociar después. En UPyD, Javier Ávila es más claro y afirma que «la intención es que las cuentas salgan adelante» pero también lo vincula a que los remanentes se acuerden antes de las próximas elecciones.

PP, Cs, RAP y UPyD coinciden en matizar que la aprobación de los presupuestos no hipotecará al Gobierno resultante de las elecciones municipales, al contrario, volteará el déficit actual para habilitar dos millones de euros a partir de los remanentes. También insisten en que si no se aprueban las cuentas, el Ayuntamiento estará paralizado, por lo menos, hasta noviembre.