El gestor del albergue ganaría 5.340 euros el primer año

I.M.L.
-

El estudio de viabilidad que servirá para licitar su apertura concluye que será rentable y creará hasta 9 puestos de trabajo. Precisa 23.480 euros de inversión

Hace más de un año que se giró esta visita a las instalaciones tras su rehabilitación para comprobar el resultado de la obra. - Foto: DB

Desde hoy y durante un mes, estará disponible a exposición pública el estudio de viabilidad que la empresa asturiana Runitek Ingenieros SL ha elaborado sobre las instalaciones del albergue municipal Las Francesas, paso necesario para poder sacar a licitación este servicio de alojamiento económico. Una labor que se pretendía realizar para su apertura de puertas a lo largo de este próximo verano, pero que el Ayuntamiento de Aranda ha decidido retrasar al año que viene para que las medidas de distancia social actuales no mermen su capacidad de ocupación y, por lo tanto, su posible rentabilidad.

Este documento, que servirá para establecer las condiciones en el pliego de licitación de su gestión y para que los interesados en presentar una oferta conozcan las condiciones de las instalaciones y su potencial, parte de una capacidad objetiva de 75 plazas, que se podrían incrementar en un futuro, y estima que la ocupación media en el cómputo anual sería de un 30%, pero especificando que en el mes de agosto por ser la época vacacional mayoritaria y por la celebración de Sonorama Ribera se alcanzaría el 100%, en los meses anterior y posterior se llegaría al 70% y el resto del año rondaría el 10%.

Teniendo en cuenta que los precios del alberguismo los regula de manera oficial la Junta de Castilla y León, con un hospedaje básico de alojamiento y desayuno por 11 euros al día, 16 si es en media pensión y 19 si es completa, los ingresos anuales podría rozar los 115.000 euros por alojamiento.

A esta cifra habría que sumar los ingresos en la cafetería y restaurante, con el menú para los alberguistas marcado en 8 euros, que podría suponer unos ingresos de 4.200 euros, y para otros clientes en 10 o 15 euros, dependiendo si es de lunes a viernes o fin de semana, que sumarían 127.610 euros.

INGRESOS VS. GASTOS. Con esta estimación, los ingresos anuales rondarían los 247.000 euros, mientras que los costes de la prestación del servicio ascenderían a 239.650 euros, incluido el canon anual a pagar al Ayuntamiento, que estiman en 4.935 euros, y donde el gasto de personal sería el más cuantioso, con 140.000 euros para una plantilla de nueve puestos de trabajo.

A estos costes fijos habría que sumar en el primer año una inversión inicial de 23.480 euros, destinada la compra de equipamientos como colchones, almohadas, colchas o mantas y estores ignífugos, extintores, cortinas de ducha y puntos de luz, además de algún detalle de decoración.

Las cuentas realizadas en este estudio de viabilidad reflejan unos beneficios anuales, una vez cumplimentado el pago de impuestos, de 5.340 euros el primer año, incrementándose ligeramente en cada ejercicio hasta alcanzar en el quinto año de gestión los 5.556 euros. "Con las previsiones planteadas la actividad sería rentable, teniendo en cuenta que en todo momento se han tratado datos provisionales e hipotéticos. Es importante destacar que se trata de estimaciones en condiciones normales no en las que se están atravesando actualmente como consecuencia de la covid-19", especifica este estudio de viabilidad.

Para posible interesados se apostilla en este documento que "fuera del periodo estival la previsión de ocupación sería mucho menor, por ello es importante que el concesionario lleve a cabo una serie de medidas para intentar aumentar las reservas en temporada baja", sugiriendo algunas como promociones a centros escolares o grupos "incluyendo además del alojamiento diversas actividades de educación ambiental, ocio y tiempo libre", además de plantear "acuerdos con asociaciones juveniles para que realicen actividades en la zona y se alojen en el albergue", destacando que "la comarca cuenta con paisajes naturales espectaculares donde disfrutar practicando deportes de aventura que tanto atraen a los jóvenes" como baza al favor de estas instalaciones municipales por su ubicación.

Una vez que concluya el mes de exposición pública de este estudio de viabilidad, se podrá continuar con el procedimiento de licitación, primero redactando los correspondientes pliego para, a continuación, abrir el plazo para la presentación de ofertas interesadas en gestionar este albergue.