Casi tres de cada cuatro menores de 25 años trabaja en CyL

S. González
-

La tasa de ocupación del 72,6% durante el año pasado está entre las mejores del registro histórico, aunque en 2008 había más de 36.000 jóvenes empleados

Casi tres de cada cuatro menores de 25 años trabaja en CyL - Foto: Luis López Araico

El 72,6 por ciento de los jóvenes menores de 25 años se encuentra trabajando, lo que supone un 3,1 por ciento más que la media nacional, que está en el 69,5 por ciento. Estos datos reflejan que casi tres de cada cuatro castellanos y leoneses de este grupo de edad estaba ocupado al finalizar 2019, según se desprende de un estudio realizado por Randstad a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos al cuarto trimestre.
Castilla y León encadena dos años consecutivos con una tasa de ocupación por encima del 70 por ciento, aunque este último año ha sufrido una ligera caída. Esta cifra supone que siete de cada diez jóvenes se encuentran actualmente trabajando, un porentaje que se sitúa un 1,9 por ciento por debajo del año anterior, cuando alcanzó una tasa de ocupación del 74,5 por ciento.
Analizando la serie histórica se observa que, tras alcanzar la segunda tasa de ocupación más elevada de este colectivo en 2008 (73,8 por ciento), este indicador del mercado laboral descendió seis años de manera consecutiva hasta registrar la menor tasa en 2014 (46,6 por ciento), para luego crecer durante seis ejercicios consecutivos hasta 2018. El año pasado la tasa de ocupación decreció levemente pero se encuentra entre los mejores registros (72,6 por ciento), cerca de la mejor marca (74,5 por ciento) establecida en el año 2018.
El informe de Randstad destaca además que 44.000 menores de 25 años de Castilla y León están trabajando actualmente, un 2 por ciento más que el pasado año, cuando lo hacían 43.000 jóvenes. No obstante, estas cifras se encuentran muy lejos de las 80.800 personas de este grupo de edad que estaban integradas en el mercado laboral en el año 2008, justo antes del inicio de la crisis económica.
En el conjunto del país, siete de cada diez menores de 25 está trabajando en España (el 69,5 por ciento), la mayor tasa desde 2008. Castilla y León se encuentra en el grupo medio de las comunidades, ya que supera a Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.
Consolidación

El director de Randstad Research, Valentín Bote, afirmó que que las cifras de empleabilidad obtenidas durante el pasado año en el segmento de menores de 25 años indican el momento de estabilización y consolidación por la que atraviesa el mercado laboral en España en estos momentos.
«El hecho de que la tasa de ocupación de los jóvenes con formación universitaria no deje de crecer señala claramente que la educación es una garantía de empleabilidad en la actualidad», añadió en declaraciones recogidas por Europa Press.
No obstante, el estudio resalta que, aunque los datos son positivos año tras año, los niveles de ocupación de los jóvenes menores de 25 años en España están «aún lejos de la media europea», que se sitúa en el 86,4 por ciento.