scorecardresearch

Tercera dosis para 64.400 mayores de 70 desde finales de mes

G.G.U.
-

Burgos comienza a planificarlo ya, para empezar a vacunar a final de mes. Citarán los centros de salud, primero a las personas de más edad. Hacen falta 27.500 dosis más para completar el grupo

Tercera dosis para 64.400 mayores de 70 desde finales de mes - Foto: Patricia González

Los 64.400 mayores de 70 años de la provincia que deseen recibir una tercera dosis de vacuna contra la enfermedad del coronavirus -es voluntario- podrán hacerlo desde finales de mes, aunque siempre en orden progresivo de edad, de mayor a menor, y con la cita previa que facilitarán los centros de salud. La dinámica será más o menos la misma que la empleada para la inoculación de las dos primeras dosis, según anunció el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, tras el Consejo ordinario de Gobierno y corroboraron después fuentes oficiales de Sacyl en la provincia.

La programación de esta nueva ronda de vacunaciones empieza hoy, que es cuando está previsto terminar con las residencias de ancianos en Burgos. Tal y como estaba previsto, Atención Primaria ha completado esta fase en tres semanas; unos días menos de los que se necesitaron con los dos primeros pinchazos a los más de 5.000 usuarios de geriátricos y centros de personas con discapacidad.

La razón por la que ahora se ha podido ir un poco más rápido está en que Burgos tiene una reserva de vacunas en los almacenes del servicio territorial de Sanidad que en invierno ni se imaginaba; concretamente, 36.927 unidades, sobre todo de Pfizer/BioNtech, con datos del lunes pasado. Es la mayor cantidad de toda Castilla y León, pero, sin embargo, insuficiente para cubrir todas las necesidades que se presentan ahora. La provincia necesita unas 27.500 unidades más para garantizar el refuerzo a los mayores de 60 años y a los grupos de riesgo definidos por el Ministerio y las Consejerías de Sanidad:trasplantados de órgano sólido y de médula, enfermos graves en tratamiento con anticuerpos monoclonales anti CD 20, enfermos oncológicos y personas con síndrome de Down mayores de 40 años, entre otros colectivos en los que se ha considerado que tienen las defensas bajas y necesitan tres dosis para conseguir la inmunidad que la población general alcanza con dos.

Seis meses de intervalo. Sin embargo, las abundantes reservas de Burgos garantizan que se pueda citar en cuestión de días a los mayores de 70 años para que puedan poner el brazo a partir del 25 de octubre, que es la fecha indicada por el Ministerio de Sanidad. 

En este caso, y diferencia de lo ocurrido en las residencias de ancianos, se trata de un refuerzo vacunal por lo que se ha acordado que se deje pasar un período de seis meses entre la segunda y la tercera inyección; un margen que en Burgos ya cumplen la mayoría de las personas de estas edades, pero no todas. La mayoría de quienes tienen 70, 71 o 72 años recibieron el segundo pinchazo mediado mayo, por lo que han de esperar un poco.