Burgos se queda sin 7 millones para la formación de parados

L.M.
-

La patronal de firmas del sector denuncia que el Gobierno traslada el 50% de las ayudas a pagar las prestaciones de los desempleados, que tendrán menos cursos desde septiembre

Instalaciones del Centro Técnico de Conductores (CTC) de Cortes, miembro de Cecap Burgos. - Foto: Patricia

"Como matar moscas a cañonazos". Así expresa la burgalesa Mabel de Lorenzo, miembro de la Confederación Española de Empresas de Formación (Cecap), el giro que han sufrido las ayudas que reciben por parte del Estado para la puesta en marcha de cursos, dinámicas o actividades que desarrollan con los desempleados todos los años para tratar de que encuentren un trabajo o se reciclen. Esta semana conocían la propuesta por parte del Gobierno, articulada en un Real Decreto-Ley, por la cual se cambia el destino de la financiación prevista. 

En el caso de Castilla y León, la parte formativa verá reducida en un 50% su apoyo económico, lo que se traduce en 63 millones de euros para el curso 2020/2021, mientras que en el actual cuentan con un presupuesto de cerca de 125 millones. De ellos, la provincia de Burgos recibía hasta ahora 15, por lo que si todo sigue igual, se quedarán en cerca de 7. La actual situación de parón productivo y las enormes dudas que se ciñen sobre la economía hacen prever un estancamiento en la creación de puestos de trabajo, por lo que al aumento del número de parados no se le acompañará con un incremento de las partidas para formar a estas personas, sino más bien todo lo contrario, un recorte de la mitad. "No lo entendemos muy bien. Las consecuencias se van a ver cuando acabe el estado de alarma, con una caída del PIB o altísimas tasas de desempleo. La formación quedará colgando", lamenta De Lorenzo.

No obstante están aún pendientes de lo que se pueda aportar desde la Unión Europea, aunque desconoce si este pago se va a efectuar o no. "Quieren destinar ese dinero que quitan a los cursos a pagar el sobrecoste que tienen ahora con todos los parados. En un principio no se pueden aplicar a otra finalidad distinta que la que tenían en los Presupuestos Generales del Estado, pero con el Real Decreto todo cambia. No decimos que no, apoyamos al Gobierno en dar cobertura a las prestaciones y subsidios por desempleo o a la protección de la salud pública, pero creemos que no debería afectar a medidas que van a ser muy necesarias para luego reactivar la economía", indica.

Parados desde el 13. Como el resto de actividades formativas y de educación -colegios, universidades o centros de enseñanza- llevan sin dar clases desde el pasado 13 de marzo. Aunque aún parece pronto para ver en qué condiciones podrán retomar su actividad, la también presidenta de Cecap Burgos admite que existen dudas sobre si los usuarios van a querer volver, ya que supone juntar a personas en un espacio cerrado.