Los dos cámpings burebanos recibirán clientes en julio

S.F.L.
-

Los alojamientos de Busto y Monasterio disponen de piscinas pero aún se desconocen las condiciones en las que abrirán. La instalación bustana sale a licitación con el bar por 1.000 euros

En el caso de que las piscinas del cámping de Monasterio se puedan usar, tendrán prioridad los clientes frente a los demás. - Foto: DB

Los únicos cámpings de la comarca burebana, el de Busto y el de Monasterio de Rodilla, reabrirán sus puertas en el mes de julio. Concretamente el día 1 en el caso del de la localidad bustana y con fecha aún por determinar el de Picón del Conde, pues depende de las medidas que se vayan estableciendo puede que los propietarios adelanten la apertura.
Las fases de la desescalada fijadas por el Gobierno han modificado también el calendario de comienzo de la temporada de los alojamientos rurales y urbanos de la provincia. De tal manera que los cámpings, que se vieron obligados a posponer su apertura, pueden volver a abrir ya sus puertas por lo que ya han empezado a preparar las medidas higiénico-sanitarias pertinentes.
En el caso del alojamiento municipal, Puerta de los Montes Obarenes de Busto, inaugurado hace 11 años, se reabrirá durante los meses de julio y agosto. La explotación del cámping permanece actualmente en fase de contratación junto, junto con el bar de las piscinas. El pliego de condiciones, que puede consultarse en la web del Ayuntamiento, fija un presupuesto base de licitación de 1.000 euros, 800 euros más barato que en 2019,  y prevé la posibilidad de ampliar las fechas de cierre si así lo acuerdan el Consistorio y el adjudicatario. Como cada temporada estival, para seleccionar la oferta más ventajosa se tendrán en cuenta tanto el precio como las mejoras que se oferten.
Los operarios municipales se encuentran preparando la instalación al completo y realizando el mantenimiento requerido en la piscina. El alcalde del municipio, Julio Ruiz-Capillas, tiene la intención de poder abrirla pero como «aún estamos a expensas de las normativas que marque la Comunidad no sabemos que vamos a poder hacer finalmente», aclara. El Consistorio lleva varios días trabajando y sustituyendo tramos de verja que rodea la pileta y adecentando las zonas verdes para disponer del espacio «a punto» una vez que obtenga el permiso de apertura.
Para los usuarios habituales de cámpings de la provincia, el de Monasterio de Rodilla resulta todo un clásico. Abierto en el año 1983, el recinto ha alcanzado una notable popularidad en La Bureba por las atractivas piscinas con las que cuenta. También por el aspecto mimado de la zona ajardinada, el mantenimiento de las casas de madera disponibles para arrendar al igual que el de las zonas comunes. Sus propietarios, Pedro Fasseler y Elena Revuelta, han aprovechado las semanas de confinamiento para dar un «gran repaso al todo el emplazamiento» y poder iniciar de nuevo la actividad sin dejar ningún trabajo a medias.
Según confirma el administrador del alojamiento, ya se han hecho con «equipos de desinfección, geles y mascarillas» para adelantarse «un poco a los acontecimientos y estar preparados». Asegura que hasta el mes que viene, bien entrada la época estival, no sale «muy provechoso abrir ya que los clientes solo pueden ser de la misma provincia» y duda que de esta manera resulte rentable «porque generalmente corresponderá a un usuario que viene para fin de semana y no merece la pena poner el personal en marcha». Sin embargo, aquellos que cuentan con parcela propia sí se han acercado hasta la localidad desde que Burgos entró en la fase 1, el 25 de mayo para disfrutar del buen tiempo y cambiar de aires.
El uso de la piscina aún permanece en el aire y en el caso de que no surjan inconvenientes podrán utilizarla los usuarios del cámping y los vecinos del municipio siempre y cuando no se supere el aforo permitido. En ese caso, tendrán prioridad los clientes.
Ambos alojamientos cuentan con un elevado porcentaje de público extranjero de paso. Sin embargo, la crisis sanitaria ha generado que burgaleses y residentes en territorios aledaños muestren más interés en esta forma de turismo.