La Vía Verde del S-M estrena sus primeros kilómetros

A.C.
-

La plataforma del camino está acabada de Trespaderne a Nofuentes y las obras avanzan hacia Medina de Pomar

La Vía Verde del S-M estrena sus primeros kilómetros

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa) inició a principios de año la ejecución de los 60 kilómetros del Camino Natural Santander-Mediterráneo que atraviesa la comarca de sureste a noroeste y que muchos conocen como Vía Verde. Pasados los primeros nueve meses de obra, el antiguo trazado del ferrocarril, que dejó de funcionar en 1985, vuelve a tener viajeros, esta vez de a pie, gracias a los primeros kilómetros de plataforma con zahorra compactada que se están ejecutando desde la pasada semana. En total, Tragsa ya ha completado unos cinco kilómetros entre Trespaderne y Nofuentes, paralelos a la Sierra de la Tesla, y la constructora dependiente del Mapa avanza hacia Medina de Pomar a buen ritmo.
El camino, con un ancho de 3 a 4 metros, ya tiene concluida su plataforma en ese tramo y, si no surgen inconvenientes, las máquinas continuarán hacia Cidad-Dosante, el final del trayecto que arranca en Castellanos de Bureba, en el término de Oña. Los primeros trabajos fueron de desbroce se realizaron en todo el trazado. Después llegó la máquina motoniveladora y tras ella, se ejecutaron nuevas labores con un rodillo que iba compactando el terreno y dejando las piedras de balasto sumergidas en tierra. Ahora, la zahorra compactada sobre ese material ya permite ver el camino terminado a falta de elementos de señalización, ante lo que la presidenta del Ceder Merindades, Nuria Ortiz, mostraba ayer su satisfacción.
La presidenta del ente coordinador de los siete ayuntamientos por cuyas tierras transcurre la Vía Verde y promotor del proyecto destacó que «nos están informando de que las obras van bien y nosotros hemos verificado que es así». En su transcurso, no obstante, están apareciendo incidencias relativas al uso que algunos agricultores y ganaderos realizaban de la trama del ferrocarril para acceder con vehículos o tractores a sus fincas, un uso que ahora va a quedar prohibido, una vez que la zahorra compactada llegue a todo el trazado. El Ceder está intermediando y buscando soluciones a estos profesionales y Ortiz asegura que «no ha habido ningún problema grave».
En la Merindad de Cuesta Urria, el alcalde, Alfredo Beltrán, también da la bienvenida al avance de la Vía Verde y asegura que en el municipio están «encantados de que tire hacia delante». Pero al mismo tiempo, también trabaja en medidas para dar acceso a agricultores, como los de la zona de Pradolamata. Allí, las avenidas del río Nela se llevaron por delante un camino, que llevó a los tractores a utilizar la trama del ferrocarril. Ahora, el Consistorio, «para dar servicio a estas fincas, ha posibilitado que se vaya a hormigonar un paso por encima de la Vía Verde, antes no previsto, al que se accederá por una finca municipal que hemos cedido».
ojo con los puentes. Las obras cuentan con un presupuesto de 5,3 millones y su plazo de ejecución pone el final en 2021. No obstante, caminantes y ciclistas ya pueden disfrutar del trazado, aunque se pueden encontrar problemas ante los 16 puentes de estructura metálica, que carecen de una plataforma, al no haberse colocado todavía la madera prevista en su caja. Atravesarlos está prohibido ante el peligro que ello supone ahora. El proyecto indica que en estos puentes «no se aprecian deterioros estructurales». En ellos está previsto eliminar el óxido e instalar madera en la plataforma y barandillas, donde sea necesario.