scorecardresearch

Los pueblos de Pinares salen a la calle por falta de médicos

P.C.P.
-

La Plataforma Ciudadana Serrana convoca una manifestación este domingo ante los problemas que se avecinan para la zona básica de Quintanar de la Sierra, sin profesionales suficientes para cubrir consultas y guardias

La primera movilización, en vísperas de la Navidad de 2019, evitó que se cerrase un día el centro de salud de Quintanar y mandaran las urgencias al de Salas. - Foto: f2estudio

Dos años exactos ha durado la bonanza en la zona básica de salud de Quintanar de la Sierra. Pasaron de la amenaza de una Nochebuena, la de 2019, con el centro de salud cerrado y sin guardias a tener todas las vacantes cubiertas, después de una serie de movilizaciones que unieron a vecinos y políticos. Ahora, los traslados y bajas empañan de nuevo el futuro con el horizonte de las elecciones autonómicas, en las que la sanidad pública rural será uno de los elementos centrales del debate, según se ha adivinado ya en precampaña.

La Plataforma Ciudadana Serrana, que lideró anteriores protestas, ha convocado para este domingo una manifestación entre la plaza y el centro de salud de Quintanar de la Sierra (13 horas), a la que están llamados también todos los vecinos de Regumiel de la Sierra, Canicosa, Palacios, Vilviestre del Pinar y Neila. «En la Sierra, una vez más, nos vuelven a dejar sin médicos suficientes para consultas y urgencias», se puede leer en el cartel que se hizo público ayer. En la actualidad, según ha podido saber este periódico por diversas fuentes, hay ya una plaza de facultativo vacante y otros dos están de baja, mientras que se espera que en febrero se marchen dos profesionales que han obtenido otra plaza en el concurso de traslados. La sanitaria que ejercía como coordinadora del centro de salud se ha marchado a Burgos capital y existe otra dificultad añadida para organizar el trabajo, puesto que dos de los médicos actuales, los destinados en Vilviestre y Canicosa de la Sierra, están exentos de hacer guardias.

Los problemas han asomado estas semanas. Así, en Palacios ayer y hoy no se pasa consulta y el médico que estaba destinado en Regumiel de la Sierra se marchó hace una semana. El alcalde de esta localidad se ha puesto en contacto en dos ocasiones con la Gerencia de Salud, que por el momento no le ha sabido dar una solución y se ha limitado a explicar que se va supliendo su ausencia con los que están en Quintanar de la Sierra. 

Mientras, el alcalde de Canicosa y diputado de la comarca, Ramiro Ibáñez, considera que «no hay que ponerse nerviosos, porque la administración tiene que garantizar esa atención» y valora que Sacyl haya conseguido retener en la zona a un médico de carrera durante un mes mientras busca soluciones. 

Ibáñez confía en el nuevo consejero, el también burgalés Alejandro Vázquez. «Estamos en contacto y nos dicen que están en ello, que son conocedores de estos movimientos» de profesionales, cuyo trabajo ensalza. «Tenemos la suerte de que  durante toda la pandemia se han desplazado a todas las localidades de la zona y más días del mínimo establecido». Asimismo, destaca la propuesta del candidato a la Junta del PP, Alfonso Fernández Mañueco, de blindar por ley la asistencia en los consultorios rurales.