Maduro achaca los apagones a un golpe de Estado "eléctrico"

Agencias
-

El presidente denuncia acciones «de terrorismo» contra las plantas energéticas llevadas a cabo por unos «títeres» que buscan dañar al país y provocar «desesperación y violencia»

 

Los apagones y cortes de suministro de energía constantes desde el pasado 7 de marzo en Venezuela no son una casualidad, sino un «golpe de Estado eléctrico» que se está desarrollando en el país para llevar a la nación a una situación de «desesperación y violencia». Al menos, así lo denunció ayer el presidente del Gobierno de Caracas, Nicolás Maduro, quien aseguró, no obstante, que las autoridades continúan trabajando para la protección y estabilización de los servicios de electricidad y agua.
«El golpe tiene como centro el frente eléctrico, quitarle la electricidad al país y con ello el agua al pueblo» para desencadenar, a su juicio, el caos, insistió el mandatario. 
En este sentido, aseveró que los culpables de lo que hasta ahora había considerado «sabotajes» son unos «títeres que quieren hacer daño al país» y llevarlo así a una situación «calamitosa, de enfrentamiento entre venezolanos y venezolanas». «Eso no lo vamos a permitir. Vamos a continuar por el camino de la paz», continuó Maduro, que tildó estas acciones de «terrorismo». 
Así, garantizó «la protección de las subestaciones eléctricas y agua y la defensa del país por si el enemigo imperialista pretendiera algo algún día». 
«Nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana está dispuesta a seguir batallando por nuestro pueblo. La Fuerza Armada, a mi mando y junto al pueblo. Todo esto es muy importante porque estamos trabajando permanentemente y nuestro pueblo tiene que conocer cada fase», manifestó el dirigente, en una velada amenaza a la oposición y a una posible injerencia por parte de potencias extranjeras, como EEUU o Colombia.
Por todo ello, se mostró optimista e insistió en que se trata de una circunstancia que Venezuela va a «superar más temprano que tarde con el conocimiento y el esfuerzo de nuestros trabajadores eléctricos y la unión nacional por la paz». 
 Además, para tratar de sacar adelante esta situación, cesó al general Luis Motta como responsable de Energía Eléctrica y nombró como su sustituto a Igor Gaviria. También anunció la creación del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y la Tecnología y designó al ingeniero eléctrico Freddy Claret Brito Maestre como su titular para «poner toda la capacidad científica del país al servicio de la emergencia eléctrica». 
Por otro lado, el Tribunal Supremo de Justicia pidió el levantamiento de la inmunidad del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.
El fallo de la Corte declara, además, el «desacato» del líder opositor por haber burlado una prohibición de salida de Venezuela que le había sido dictada. También reiteró la orden de bloquear e inmovilizar las cuentas bancarias del dirigente antichavista.

Maduro achaca los apagones a un golpe de Estado  HANDOUT
Maduro achaca los apagones a un golpe de Estado - Foto: HANDOUT