Burgos mantiene las vocaciones con ocho seminaristas mayores

G.G.U.
-
Burgos mantiene las vocaciones con ocho seminaristas mayores - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

Es la misma cifra de alumnos del curso pasado, ya que hubo una ordenación que pudo compensarse con un nuevo ingreso

Ocho jóvenes procedentes de distintas parroquias de Burgos capital y provincia están formándose para el sacerdocio en el Seminario de San José, que este curso ha compensado una ordenación con un nuevo ingreso y, por lo tanto, ha mantenido la estabilidad con ocho seminaristas mayores. Una cifra a la que, sin embargo, hay que añadir otras cuatro vocaciones consolidadas: dos jóvenes de La Rioja, que ya no tiene seminario propio, y otros dos de África; concretamente de Burundi.
La Conferencia Episcopal aprovecha cada 19 de marzo, día de San José, para divulgar las cifras de seminaristas y festejar cada nueva vocación religiosa; algo que en las Comunidades Autónomas en las que hoy no es festivo -como Castilla y León- se hizo el pasado domingo.
Sin embargo, en la capital burgalesa, donde el seminario es muy activo, el programa se prolongará hasta el 25 de mayo. Así, en la página web Llamados se puede comprobar que el último fin de semana de marzo se ha organizado una convivencia para jóvenes (varones y mujeres) de entre 16 y 25 años «que quieran vivir una experiencia de planteamiento vocacional general. En ella trataremos de poner las bases para tener las condiciones de ponerse a buscar». Esta iniciativa se completa con un concurso de redacciones y dibujos (con fecha límite de entrega el próximo 20 de mayo) y, por último, con un día de puertas abiertas del inmueble del paseo del Empecinado, que coincidirá con la Noche Blanca.
Todo ello se ha completado con la edición de un juego de cartas y un cartel conmemorativo con el lema escogido para el día, ‘Yo también quiero vivir así’, en el que se ahonda en la importancia de la experiencia de personas que «nos hacen vibrar» por su forma de vida y que, por lo tanto, animan «el despertar vocacional», así como el deseo de «seguir creciendo con autenticidad y coherencia».
Los ocho seminaristas de San José ponen a Burgos en el segundo lugar en número de vocaciones en la región, justo por detrás de Valladolid, que tiene 9 jóvenes formándose. En el resto de provincias las cifras oscilan entre dos y cinco alumnos y, en la mayor parte de los casos ha habido descenso con respecto al curso pasado, siempre según la Conferencia Episcopal.
Como ya se ha dicho en numerosas ocasiones, son datos insuficientes para garantizar el relevo generacional de sacerdotes en la provincia, donde ya hay un buen número de curas que han de atender varias parroquias. Sin embargo, Burgos sigue contando con una decena de seminaristas menores (nueve de la provincia y otro de La Rioja) y, desde hace tiempo, con una media de 14 preseminaristas, que son menores que participan en el día a día de San José porque tienen voluntad de ingresar, pero que duermen en su casa.

 

 

La instituciónde ‘los kikos’ atrae a 17 jóvenes
La estadística de seminaristas en Burgos se completa con los datos correspondientes al ‘Redemptoris Mater’, el centro de formación de religiosos vinculado a ‘los kikos’, que se ubica en La Castellana, cerca de Huelgas.  
En este caso se trata de una institución dirigida a las misiones en el extranjero y, de hecho, de las 17 vocaciones registradas en este curso, cinco de ellos están ahora mismo en una misión.
Al igual que ocurre en San José, el ‘Redemptoris Mater’ mantiene estabilidad desde hace años, con entre 16 y 17 jóvenes preparándose para el sacerdocio cada uno de los cursos.
En la región, solo Burgos y León cuentan con seminarios vinculados a ‘los kikos’, pero la cifra de la capital burgalesa, al menos en este curso, es muy superior a la de la capital leonesa, donde este año solo se forman 11 personas. El curso 2017/2018 superaban a la provincia, con 18 alumnos.