Las fiestas patronales se despiden del concurso de carrozas

Ó.C.
-

El Ayuntamiento y los grupos ven "imposible" realizarlo. Para el resto del programa las contrataciones están paradas

Las fiestas patronales se despiden del concurso de carrozas

El estado de alarma arrancó hace más de dos meses y en ese momento pocos esperaban que el virus tuviese el impacto que ha demostrado. De hecho las fiestas patronales de septiembre ya tienen el primer contratiempo y no es uno cualquiera porque la ciudad no podrá disfrutar del concurso de carrozas, posiblemente el acto que más cariño despierta entre los mirandeses. Así lo asumen en el Ayuntamiento y en los grupos carroceros aunque por el momento no han tenido una reunión para zanjar este asunto en el que hay acuerdo por todas las partes.

En cualquier caso la concejala de Fiestas, Inés Busto, reconoce que es "imposible" organizar un concurso como el tradición puesto que "no se puede exigir nada a los grupos" dada la situación que provoca que la edición 63 se tendrá que vivir en 2021. La postura municipal es clara puesto que "no han podido juntarse durante dos meses" y el escenario es muy dudoso en cuanto a la posibilidad de aglomeraciones se refiere en el mes de septiembre, por lo que la responsable de fiestas añade que "no se puede pedir ni concurso, ni que salgan, ni nada", puesto que las carrozas necesitan muchas horas de trabajo para que luego no se puedan sacar a la calle porque no está permitido.

Por esto motivo, Busto indica que en caso de que se pueda "y si quieren hacer algo los grupos", se podría plantear "aunque sería decisión de ellos", remarca la concejala que mantiene que "van a tener todo el apoyo del Ayuntamiento si nos dejan hacer fiestas". Dentro de los grupos se entiende que con las limitaciones no es posible que se pueda hacer el concurso. En el caso de Arcoiris "sí que habíamos empezado a hacer algo", confiesa Marcos Barrasa, que reconoce que "para una carroza de concurso no da tiempo". Aún así no descartan organizar "una exhibición o algo más pequeño aunque nos tenemos que poner de acuerdo todos", afirma Barrasa, que añade que espera tratar este asunto con el Ayuntamiento cuando se puedan reunir todas las partes.

Los otros grupos, Trotamundos y Nueva Ilusión no habían empezado a crear sus carrozas. En el caso de estos dos colectivos hay que añadir el robo que se produjo en la lonja que comparten. Este hecho afectó a Trotamundos que ni tiene la maquinaria. Además "al margen de la compra del material también tendríamos que tener elementos de prevención como mascarillas y geles para trabajar dentro de la lonja", recuerda José Ángel López, que asume que el colectivo en el que iba a ser su 40 aniversario guardará fuerzas para el próximo año.

En el caso de Nueva Ilusión también se da por perdido el año por lo que ya se piensa en la edición de 2021. "Este año no vamos a hacer nada", aclara Zigor Trejo, que reconoce que solo había hecho un boceto que ni siquiera lo tiene terminado, a la espera también de resolver el problema de la lonja con una nueva ubicación.

Resto de fiestas. Más allá del acto concreto del concurso de carrozas que ya está claro, el resto de la programación está en el aire, incluso las contrataciones están totalmente paradas a la espera de la evolución de la crisis sanitaria. La incógnita principal está en saber qué criterio se seguirán en la nueva normalidad en cuanto a las aglomeraciones.

En caso de que finalmente no se puedan realizar, el Ayuntamiento dispondría de "cerca de 300.000 euros", destaca Busto, porque esta es la cifra a la que se hubiese acercado el presupuesto si los actos se hubiesen celebrado con normalidad. Como ya ha sucedido con otras partidas de este tipo, la responsable municipal avanza que se destinarían al fondo para paliar los efectos económicos de la covid-19.