El teatro de Villarcayo volverá a levantar el telón el 26

A.C.
-

El grupo Carro de Thespis estrenará su nueva obra, 'La ternura', coincidiendo con su 30 aniversario

El teatro de Villarcayo volverá a levantar el telón el 26

Una inversión de 230.000 euros ha hecho posible lo que muchos creían inviable, la reapertura del gran teatro de la Residencia Las Merindades, ahora reconvertida en colegio y Centro de Salud y Especialidades, entre otros servicios públicos. El grupo Carro de Thespis, que tanto luchó por la reapertura del teatro, cerrado desde el año 2002, ha sido el elegido por el Ayuntamiento de Villarcayo para volver a levantar su telón ante un flamante patio de butacas. El próximo día 26 sus actores saldrán al escenario para estrenar su nuevo montaje, la divertida comedia La ternura, de Alfredo Sanzol, premiada como el mejor espectáculo en la gala de los Max de 2019 y que, de manera excepcional, su autor ha permitido a Carro de Thespis que la interprete.
Esther López Sobrado, directora de esta agrupación comarcal, no escondía ayer los nervios que le produce este estreno en un lugar que marcó los comienzos del grupo. "Nos hace muchísima ilusión cumplir 30 años y cumplirlos en el teatro de la residencia", destacó López Sobrado, quien agradeció al Taller de Costura de Carlos V de Medina su colaboración en la elaboración del vestuario al estilo del siglo XVI y, en especial, a la patronista Feli Antón, quien ya no podrá ver el estreno. El  trabajo de Carro de Thespis será el primero de los muchos que se podrán disfrutar en este nuevo espacio cultural de primer orden, porque la intención del equipo de gobierno es trasladar allí todas las representaciones teatrales de la programación anual, así como otras propuestas, desde conciertos musicales de interior a espectáculos infantiles.
cine en el futuro. En una próxima fase, una vez que el teatro inicie esta nueva andadura, el alcalde, Adrián Serna, anunció ayer que el siguiente proyecto de su equipo es habilitar un cine municipal en este salón, que tras su reforma y su adaptación a la nueva normativa vigente ha pasado de 410 a 342 localidades, además de reservar varias plazas en primera fila para personas en silla de ruedas. Como lo describió la directora de Carro de Thespis, "va a ser un lujo para los grupos que vengan". Solo faltan por habilitar los camerinos, que, de momento, serán provisionales. La entrada en el teatro para el público se realizará desde el aparcamiento del Centro de Salud y no desde la entrada al edificio que da al patio del colegio, con el fin de interferir lo menos posible en las instalaciones educativas.
El primer paso para llegar a este momento lo dio la anterior Corporación municipal en 2016, siendo  alcalde Miguel de Lucio, por lo que tanto los ediles de la pasada legislatura como los de ésta están invitados el día 26. Hace tres años, el falso techo del teatro sufría desprendimientos debido a las goteras y el mal estado de la cubierta amenazaba este magnífico espacio de 263 metros cuadrados.  Este hecho motivó la ejecución de la primera fase de las obras, con un coste de 56.000 euros. En los presupuestos de 2018 se destinaron 104.600 euros a la renovación de las butacas, los zócalos, el suelo, entre otras zonas. De este presupuesto, buena parte fue aportado por la Diputación. Ya en 2019 se han reservado 60.000 euros, con los que los operarios municipales y empresas externas han ido acondicionando los sistemas de calor, electricidad, iluminación, sonido o extinción de incendios, además de centrarse en la renovación del escenario.