Niegan la ayuda a más de 75 tiendas por deudas pendientes

J.M.
-

De las 577 solicitudes recibidas, 407 sí han cumplido con los requisitos. Hay 17 negocios que no tienen derecho a la subvención por carecer de licencia

El sector comercial es uno de los más afectados por la pandemia. - Foto: Alberto Rodrigo

Al igual que sucediera con las subvenciones al pago al alquiler, la línea de ayudas de «emergencia» del Ayuntamiento han dejado fuera a más de 75 comercios de la capital burgalesa por tener alguna deuda pendiente con las administraciones. En la página web municipal se ha publicado ya la resolución provisional de esta convocatoria, en la que se detalla que se han recibido un total de 577 solicitudes, de las que 407, alrededor del 70%, han cumplido con los requisitos que se le exigían. Los que han quedado excluidos, por diversos motivos, tienen 10 días para presentar alegaciones.

En el listado publicado por el Ayuntamiento se detallan las razones por la que se niega la ayuda a cada uno de los negocios excluidos. Y ahí figuran 51 establecimientos que no tienen derecho a cobrar la subvención por tener alguna deuda pendiente con la Hacienda municipal, otros 27 con impagos con la Agencia Tributaria, 17 que carecen de licencia y el resto se corresponden con otro tipo de casuística: estar ubicados fuera de la capital, desarrollar una actividad distinta a las subvencionables, no haber presentado las nóminas de los trabajadores o las declaraciones responsables, pagos pendientes con la Seguridad Social...

No se detalla si los negocios que tienen impagos pendientes han generado la deuda desde la pandemia o si ya existía de antes, pero sí parece mostrarse la lectura de que muchos establecimientos están peleando por sobrevivir. Eso, salvo que las cantidades sin abonar obedezcan a discrepancias con la administración. No parece, en cualquier caso, que esta situación última sea la más habitual.

El listado puede sufrir aún variaciones tras estudiarse las alegaciones y puede darse la circunstancia de que haya negocios que en la próxima semana se pongan al día con la Hacienda municipal ya que su deuda puede ser inferior a la subvención que podrían recibir.

La línea de ayudas ofrece a los comercios subvencionar pagos de nóminas y seguridad social, del alquiler del local, suministros... Y los negocios beneficiarios pueden ingresar hasta un máximo de 3.500 euros (si tienen 8 o 9 empleados).

La concejala de Comercio, Rosa Niño, detalla que tras superarse el periodo para la presentación de alegaciones, los técnicos del área deberán de estudiarlas para confeccionar ya una resolución definitiva. A partir de ahí deberá ser el Órgano de Intervención el que realice la fiscalización para ya poder ingresar el dinero. La edil de Cs confía en que el pago se pueda realizar a lo largo del mes de marzo. Se repartirán 550.000 euros.
Hostelería. Más lenta va la tramitación de la convocatoria de ayudas de emergencia para el sector de la hostelería. Esta línea, que se está gestionando desde el Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMC), cuenta con una partida de 350.000 euros.

En ambos casos el dinero procede del crédito existente en el Presupuesto de 2020 y que, debido a la lentitud en la tramitación, no se pudo ejecutar a lo largo del ejercicio.

Ambos sectores han reclamado una mayor agilidad para contener los efectos de la pandemia.