La crisis reduce la ocupación de los párkings públicos entre un 20% y un 40%

J. Maiques / Burgos
-

El aparcamiento de la plaza España es el más perjudicado, mientras que los más próximos a la Catedral amortiguan la caída con el turismo veraniego. El del Yagüe no levanta cabeza

El aparcamiento público de la Plaza Mayor tenían ayer bastantes espacios vacíos en la primera planta. - Foto: Valdivielso

No se libra ni uno. Los seis aparcamientos de propiedad municipal que están siendo explotados por empresas privadas reconocen que la crisis económica no es ajena a este negocio y, aunque cada uno aporta sus propias cifras, todos coinciden en apuntar que sus ingresos han caído de forma considerable en los últimos años. Desde el 18% que calculan los responsables del ubicado en la Plaza Vega hasta el 30% o 40% que reconocen que ha caído el de la plaza España.
Las razones de que ahora se aparque menos que hace unos años en los párking de rotación son muy variadas aunque todas ellas tienen su origen en la delicada situación económica. La reducción del tráfico de vehículos por la caída de la actividad (agravado por el aumento del desempleo), el cambio de mentalidad de muchos ciudadanos que huyen ahora de gastos prescindibles... De ahí, que como todos los motivos contribuyen, los responsables de estos aparcamientos generalizan las causas en una palabra que las aglutina todas: crisis.
Aunque el servicio de los distintos párking es el mismo, la situación estratégica de cada uno también influye para que los resultados no sean iguales en un sitio que en otro. Así, Daniel Martín, responsable de la dotación de la Plaza Vega, indica que en su caso, curiosamente, los meses de verano son mejores que los de invierno. Hasta el punto de «doblar o triplicar uns ocupación» que en el resto del año ha caído casi un 20%.
En este sentido, Martín añade que el 70% de sus clientes son de fuera de Burgos y achaca las malas cifras durante el resto del año a que en esta ciudad «no existe una mentalidad de utilizar los aparcamientos». Así, son los turistas los que al ver que están a un paso de la Catedral eligen estacionar allí.
En el caso del aparcamiento de la plaza Mayor no se nota un bajón de la clientela entre unos meses y otros. Así, el encargado de la explotación de este párking explica que la pérdida de vehículos por las vacaciones de verano «se compensa con los estacionamientos de quienes vienen de fuera». No obstante, no esconden que en los últimos años, independientemente de los meses, se ha reducido la ocupación entre un 20% y un 25%. Eso hace que ahora la mitad de las plazas estén vacías.
En el de Virgen del Manzano, el último que ha construido el Ayuntamiento, tampoco son ajenos a esta situación y cifran la pérdida de clientes en el entorno del 20%. Aquí, apuntan que les ha hecho mucho daño la reestructuración de las entidades de ahorro ya que eso ha provocado algunas salidas o traslados y la pérdida de abonos. Los mejores días, por el contrario, serían los de «San Pedro, la Noche Blanca, Reyes...»
El más drástico en sus cálculos es el responsable del aparcamiento de la Plaza España ya que cifra «entre un 30% y un 40%» la caída del negocio. Es más, calcula que ahora «pueden estacionar unos 5.000 vehículos menos» que al inicio de la crisis. La ocupación dll páking del MEH, gestionado por el Ayuntamiento, crece un 13% en el últmo año ya que es ahora cuando empieza a asentarse.

MUDANZA DAÑINA

Pero si todos los aparamientos son víctimas de la crisis hay otro que también lo es de un factor del que se sienten gravemente perjudicados. Es el caso del párking ubicado junto al inactivo Hospital General Yagüe, que al poco tiempo del cierre de la dotación sanitaria ya pregonó que había perdido más de un 90% de la clientela. Hasta tal punto que incluso remitió un escrito al Ayuntamiento en el que pedía, a quien sea responsable, una indemnización por el lucro cesante de más de un millón de euros.