CCOO y UGT exigen que se cumpla la formación de trabajadores

SPC
-
CCOO y UGT exigen que se cumpla la formación de trabajadores - Foto: Alejandro Serrano

Carmen Álvarez y Nuria Pérez remiten un escrito a la patronal para incluir una cláusula en el ASAC para que ninguna actividad pueda negarse y el trabajador disponga de recursos

Los sindicatos CCOO y UGT dicen basta al “incumplimiento sistemático” por parte de la mayor parte de las empresas de la Comunidad, a su obligación de proporcionar formación a sus empleados. Un hecho que afecta sobre todo a las pequeñas empresas y es particularmente grave en un momento de cambio tecnológico decisivo para lograr elevar la productividad y, con ello, la competitividad del tejido productivo. La reivindicación estará en el 1º de Mayo.

Las secretarias de Formación de CCOO y UGT en Castilla y León, Carmen Álvarez y Nuria Pérez, remitieron esta semana una propuesta a la patronal autonómica dentro de una “ofensiva” para establecer un sistema acordado “al máximo nivel regional”, al que puedan recurrir todos los trabajadores para que se cumplan sus derechos en materia formativa. El objetivo es incluir una cláusula en el Acuerdo sobre Solución Autónoma de Conflictos Laborales (ASAC), para impulsar un plan de formación continua entre todos los agentes implicados y garantizar que las empresas no puedan denegar “por ningún motivo” este derecho reconocido legalmente a los trabajadores.

Las responsables de Formación de ambas centrales sindicales recordaron que el artículo 23 de la reforma laboral de 2012 prevé un permiso retribuido de 20 horas anuales para formación profesional para el empleo, acumulables por un periodo de hasta cinco años. Una vez que en febrero de 2017, se cumplieron esos cinco años desde la entrada en vigor de esa obligatoriedad, los sindicatos constataron que las empresas “siguen incumpliendo de forma generalizada ese precepto”.

Al respecto, los datos de bonificaciones para formación, según Álvarez y Pérez, “siguen reflejando una bajísima participación de las pequeñas empresas, menos del 20 por ciento; sobre todo las de menor tamaño. “Esto significa la pérdida de todas sus bonificaciones y con ellas, la oportunidad de que esos recursos revirtieran en la formación de las plantillas, con su consiguiente impacto para la mejora de la productividad y la adaptabilidad de las empresas a los cambios que experimenta el mercado”, lamentaron.

En este contexto, CCOO y UGT apuestan por un acuerdo dentro del ASAC para “conseguir impulsar la formación de manera efectiva, sobre todo en las pymes, en el marco de la negociación colectiva”. La propuesta de cláusula remitida a Cecale, indica que el reto es “asegurar el cumplimiento de los derechos de los trabajadores y dar respuesta a las necesidades de las empresas, principalmente las de menor tamaño”, con el objetivo de “conseguir el liderazgo empresarial y la estabilidad y mejora del empleo, a través de unos trabajadores formados y anclados en la excelencia profesional”.