73 empresas menos en abril pese a frenarse la destrucción

L.M.
-

Al cierre del cuarto mes del año el número de compañías inscritas en la Seguridad Social era de 10.330 frente a las 10.403 de marzo. Los servicios, el sector más castigado

Hasta que la ciudad no entre en la fase I muchos pequeños comercios no podrán reabrir, lo que pone en peligro su supervivencia. - Foto: Christian Castrillo

Tras una última quincena de marzo auténticamente terrorífica, en la que la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19 motivó el cierre de buena parte de las 370 empresas que salieron de la Seguridad Social, los datos de abril ofrecen algo de luz, aunque continúan siendo muy malos. El primer mes completo dentro del estado de alarma, y en el que el pequeño comercio y la hostelería apenas han podido prepararse para la vuelta, mientras que a la industria y a la construcción les pilló dos semanas de parón, ha dejado 73 compañías menos.

Los datos que ofrece de manera mensual el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, dejan claro, a falta de la evolución durante el mes de mayo, que el impacto más fuerte en la destrucción de firmas locales se produjo durante los primeras semanas de confinamiento. Si el porcentaje de caída fue en marzo del 3,5% sobre el total, en abril la incidencia ha descendido al 0,7%.

A nivel regional, Castilla y León registra 64.547 compañías frente a las 64.994, un 0,7% menos aunque una bajada también inferior al 4,4% de desplome de marzo. En el panorama nacional, España tiene 1.233.187 firmas por 1.238.554, también una caída mucho más moderada. En marzo fue del 6,5%, mientras que este pasado mes se ha quedado en el 0,4%.

La crisis derivada del coronavirus, no obstante, sigue afectando en mayor proporción al sector servicios que al resto. En Burgos, 70 empresas de comercio, hostelería o turismo dejaron de estar activas en los últimos 30 días, disminuyendo el total de registradas hasta las 7.405 (el 71% de todas las inscritas). En la construcción también se redujo el número de mercantiles de 1.097 a 1.088, 11 menos, mientras que en la industria hay 3 menos, 1.247 vs. 1.250. Sin embargo, en agricultura el panorama es radicalmente distinto; según la Seguridad Social, abril ha cerrado con la incorporación de 9 nuevas compañías (para un total de 590). La proximidad de las campañas de recogida puede que esté detrás de este fenómeno, aunque los profesionales están encontrando numerosos problemas para encontrar mano de obra.

Procedimiento concursal. Si bien la destrucción de empresas ha descendido con respecto a marzo, el número de empresas concursadas durante el primer trimestre de 2020 ha sido 7, una menos que el mismo periodo de 2019 y las mismas que los últimos meses de ese año. Según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística, la industria y la energía, con dos mercantiles afectadas, ha sido el sector con mayor incidencia, seguida de la construcción, con una, el comercio, con otra, y tres restantes que el INE no clasifica en ningún grupo.

Con respecto a los deudores concursados, disminuyeron en Burgos un 22,2% interanual hasta los 7; a nivel regional han bajado un 3,8% durante el primer trimestre del año en relación al mismo periodo del año anterior, frente al descenso del 22,3% -casi igual que en la provincia burgalesa- de la media nacional. Castilla y León registró 51 procesos, mientras que en España fueron 1.501. 

La gran mayoría fueron voluntarios, 43, frente a ocho necesarios. Mientras, todos, se resolvieron a través de un procedimiento abreviado.