Agentes medioambientales denuncian a otros dos cazadores

P.C.P.
-
Este corzo fue movido antes de que se le colocara el precinto. - Foto: @apamcyl

Han interceptado a un conductor con el arma cargada y sin autorización para abatir piezas en un coto del norte de la provincia. Hace dos días otro fue sancionado por mover un corzo después de abatirlo sin precinto en la Merindad de Río Ubierna

La veda del corzo en Castilla y León se abrió el 1 de abril y en 12 días los agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente han denunciado al menos a 3 cazadores por diferentes irregularidades, según la información facilitada por la asociación Apamcyl.

En el norte de la provincia ha sido interceptado un cazador que viajaba en su vehículo con un rifle listo para su uso. Además de transportar el arma irregularmente, carecía de autorización y precintos para practicar la actividad cinegética en dicho coto, por lo que ha sido denunciado. También se le ha intervenido el rifle.

El miércoles, 10 de abril, en el coto de Quintanilla Sobresierra, que pertenece a la Merindad de Río Ubierna, un cazador fue denunciado por mover un cozo después de abatirlo. Según recuerdan desde la Asociación de agentes medioambientales, "no se puede mover la pieza de caza sin que previamente se haya colocado el precinto".

La primera irregularidad se produjo el pasado 3 de abril, cuando un cazador fue sorprendido con la cabeza de un corzo oculta en una bolsa, junto al motor de su todoterreno, en un coto del Alfoz de Burgos.

Rifle requisado a un cazador que lo llevaba cargado en el coche. @apamcyl
Rifle requisado a un cazador que lo llevaba cargado en el coche. - Foto: @apamcyl