LaLiga presiona para volver con público

Agencias
-

Las Palmas propone jugar ante 11.000 espectadores cuando regrese la competición

LaLiga presiona para volver con público

El debate está servido. La Liga presiona para que vuelva cuanto antes el público a los estadios. El presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, manifestó ayer que el club negocia la posibilidad de jugar el próximo 13 de junio contra el Girona en el estadio de Gran Canaria con un máximo de 11.000 espectadores presentes en su estadio, un tercio de su aforo.
Si recibe todos los permisos necesarios, su estadio tendría dos de cada tres butacas vacías, todos los espectadores usarían mascarilla y guantes y cada uno de ellos tendría que ponerse en contacto con el club 24 horas antes para que le asignen una puerta y una hora de entrada, de forma que el público acceda al estadio sin aglomerarse.
Algunos lo califican de osadía, aunque expertos como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, no descarta la posibilidad.
El máximo dirigente del club insular explicó que todo estaría supeditado a una última validación, si la comunidad autónoma de Canarias entra en la fase 3 de la desescalada, de forma previsible el próximo lunes. Ramírez explicó que negoció con LaLiga esta posibilidad, y que de forma paralela mantuvo conversaciones con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y con el del Cabildo, Antonio Morales.
El dirigente isleño sostuvo que lo que ha negociado con LaLiga «es que si el territorio entra en fase tres y las competencias pasan al Gobierno de Canarias, he negociado con Ángel Víctor Torres la posibilidad de abrir el estadio a los aficionados y ha dado el visto bueno».
Además, Ramírez aseguró que el presidente del Cabildo de Gran Canaria, institución propietaria del estadio, también ha visto la posibilidad «con buenos ojos».
Ramírez matizó que LaLiga les ha exigido unos protocolos que están diseñando, y que, con posterioridad, necesitarían la autorización sanitaria. «Hemos hablado con LaLiga para explicarles que si pasamos de fase podemos demostrar que somos un destino seguro. El Gran Canaria se podría convertir en el primer estadio del mundo donde se pueda ver fútbol desde las gradas. Hemos sido bastante ambiciosos en este objetivo y parece que lo vamos a conseguir», subrayó, para añadir acto seguido que su deseo es anunciarlo la próxima semana. Por otra parte, Ramírez garantiza que la UD Las Palmas competirá lo que resta de esta temporada y la próxima con un crédito de 3,3 millones de euros.