Dimiten la directora médica y el gerente de Primaria

A.G.-G.G.U.
-

Pilar Sanmartín se va por la incompatibilidad con su actividad privada y Santiago Rodríguez la secunda tras los desacuerdos con la Consejería

Pilar Sanmartín (de pie), Santiago Rodríguez e Itziar Martínez, directora de Enfermería, que seguirá en su puesto. - Foto: Luis López Araico

Pilar Sanmartín, directora médica de Atención Primaria, y Santiago Rodríguez, gerente, presentarán hoy mismo la dimisión de sus respectivos cargos ante la consejera de Sanidad, Verónica Casado. La razón que ha empujado a la médica a abandonar su puesto tiene que ver con la incompatibilidad del mismo con la actividad privada que ejerce desde hace años en una clínica de la ciudad. Sanmartín explicó que esta circunstancia era sabida por Sacyl desde el momento mismo en el que se la propuso para el cargo ya que fue ella misma quien la dio a conocer a sus superiores en el escalafón. Conocida ayer esta decisión, Santiago Rodríguez anunció que la secundaría, por solidaridad con ella y por los últimos y potentes desencuentros con la Consejería vinculados a la organización de las urgencias de Atención Primaria. Por su parte, la directora de Enfermería, Itziar Martínez, explicó que ella continuará en su puesto.

Sanmartín quiso destacar que se siente «profundamente orgullosa» del trabajo que el equipo de la Gerencia ha venido realizando hasta ahora y de todos los profesionales que conforman la Atención Primaria de la provincia y lamentó que hayan sido «circunstancias ajenas al trabajo que se venía haciendo las que hayan interrumpido este proyecto». Como se recordará, el pasado mes de octubre la Consejería inició un «trámite de información reservada» para investigar posibles irregularidades en materia de compatibilidad.

Santiago Rodríguez explicó ayer a este periódico que hoy comunicará de forma oficial de su decisión, que ayer ya notificó al gerente regional de Sacyl, Manuel Mitadiel, con quien se comprometió a continuar hasta que haya relevo. A partir de ese momento, se tomará un tiempo de descanso y luego volverá a la actividad asistencial. Aunque no tiene plaza, es consciente de la necesidad de profesionales que hay en la provincia y se dedicará a atender pacientes, después de varias décadas dedicado a la gestión sanitaria.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)