scorecardresearch

El Burgos CF Promesas tiene casi todo listo

Á.O.
-

El bloque blanquinegro, con tres jugadores a prueba, esperará hasta el final del mercado en busca de algún refuerzo que cierre una plantilla que cuenta con diez caras nuevas

Carlos Aguilera, durante un entrenamiento del filial blanquinegro en Castañares. - Foto: Valdivielso

De cara a la primera temporada del Burgos Promesas en la Segunda División RFEF, el equipo dirigido por Carlos Aguilera se ha reforzado con una decena de jugadores que completan una plantilla que ha logrado retener a algunos de los pesos pesados que la campaña pasada hicieron historia consiguiendo el ascenso ante el Mirandés B, como Nacho Heras o Asier Barahona. 

El club blanquinegro, que comenzó renovando al jefe del buque, Carlos Aguilera, a principios de verano, elevó el nivel del plantel con diez incorporaciones con un denominador común: la corta edad. Con una media de 22 años, los recién llegados siguen la línea de juventud que caracteriza al proyecto. Pero faltan algunas piezas y, por ello, tienen a prueba a tres jugadores entre los que se encuentran el andaluz Fran Pérez y los juveniles Larry Kelechi y Saúl del Cerro. La idea del club es esperar hasta el final del mercado, «no precipitarse» para poder incorporar a algún refuerzo «muy específico» y esperar a tomar una decisión respecto a los que están a prueba.

La pretemporada, en cuanto a resultados, no ha sido la esperada por Carlos Aguilera, que ha visto cómo sus pupilos han empatado todos sus compromisos. «En Tordesillas era la primera semana, teníamos muchos juveniles, faltaba gente por incorporar y Calero se llevó varios jugadores. Frente al Palencia dimos un buen nivel. Ante el Valladolid, aunque empezamos ganando 2-0, finalmente nos empataron pese a que dimos un buen nivel. Contra la Arandina, el sábado, hacía mucho calor, por lo que fue un partido muy lento. Algunos no podían ni moverse. Pocas conclusiones de ese partido, pero el resto de referencias son muy positivas», aseguro el técnico blanquinegro sobre una preparación a la que solo le queda por delante el partido de presentación, que los enfrentará al Zamora este viernes en Castañares, y un duelo ante el Logroñés el siguiente fin de semana. Todo esto, con la mirada puesta en el comienzo de liga, que se vivirá el fin de semana del 4 y 5 de septiembre y que ha colmado de «ilusión a la plantilla».

«La plantilla tiene ganas de empezar la nueva categoría. Después de lograr el ascenso, seguimos el cuerpo técnico y muchos jugadores, además con bastante gente de Burgos y joven. Hay hambre por crecer y lo tomamos con absoluta naturalidad. Queremos competir y disfrutar de lo que hacemos. No sentimos inferioridad frente a nada ni nadie (...)».

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o aquí)