La Brigada de Obras construirá el párking disuasorio de Las Torres

J. Maiques / Burgos
-
La parcela en la que se ubicará el aparcamiento se sitúa entre el Conservatorio y las Torres. - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento se ahorrará unos 108.000 euros al no abonar el beneficio industrial a ninguna empresa. El coste de las obras se reducirá, al menos, de 543.083 a 435.000 euros

El Ayuntamiento de Burgos abordará desde la Concejalía de Vías Públicas la construcción del aparcamiento disuasorio que se ejecutará en Severo Ochoa (tras las Torres de Gamonal) y que tendrá capacidad para acoger a unos 550 vehículos. El vicealcalde y responsable de este área, Ángel Ibáñez, aseguró que el hecho de utilizar medios propios conseguirá, para empezar, ahorrar el 20% del beneficio industrial que se hubiera llevado la adjudicataria de un hipotético concurso. Es decir, solo aquí se reducirá la minuta en unos 108.000 euros.
Ese detalle provocará que el presupuesto de la obra caiga de 543.083 euros (IVA aparte) a unos 435.000. Cantidades a las que también habrá que restar el ahorro que puede producir que el Ayuntamiento disponga ya del personal necesario en su plantilla. Eso sí, a cambio tendrán que dejar algunas actuaciones de la ciudad que no sean prioritarias para más adelante.
Por otra parte, el número dos del Ejecutivo de Lacalle avanzó que en este momento se está trabajando para «tramitar administrativamente algún contrato de alquiler de maquinaria, suministros de material...». En otras palabras, se va a optar por incorporar medios mecánicos de los que carece la Brigada de Obras para afrontar la tarea con más agilidad.
En la Casa Consistorial siempre se ha expresado la voluntad de que ese parking en superficie esté listo antes de que comiencen las obras del bulevar de la calle Vitoria y así contrarrestar la eliminación de plazas de aparcamiento a ambos lados de la calzada. Ese sigue siendo a día de hoy el objetivo y de ahí que Ibáñez indicara que la idea es que «para septiembre u octubre» se hayan dado todos los pasos que permitan comenzar a intervenir en la zona.
Habida cuenta de que se trata de una obra sencilla que se puede desarrollar en unos dos meses, todo indica que estará terminada antes de que las máquinas entren en la calle Vitoria (a finales de año). Básicamente, los trabajos consistirán en allanar el terreno, cubrir la parcela con unos 15 centímetros de zahorra y asfaltar. Todo ello, acompañado de los elementos de desagüe y de los postes de luz.
De forma paralela, los técnicos municipales trabajan ahora en los últimos flecos del pliego con la previsión de poder sacar a concurso las obras del bulevar y de la avenida de Cantabria antes de que concluya este mes.

EMPLEO DE BURGOS

Tanto el presidente del Consejo de Barrio de Gamonal, José Antonio Moral, como el de la Asociación de Vecinos de Juan XXIII, Miguel Ángel Gómez respaldaron no solo la construcción del aparcamiento disuasorio, sino todo el proyecto del bulevar de la calle Vitoria. De hecho, el primero de ellos recordó que no tiene mucho sentido que está vía sigue siendo la N-I y se congratuló de que el peatón gane espacio al vehículo privado.
Lo que sí quisieron enfatizar fue su deseo porque «los 200 o 300 puestos de trabajo» que generen las obras «sean para burgaleses, jóvenes y familias necesitadas», indicó Gómez. Moral añadió a ese deseo, casi una exigencia, que eso redundará en el beneficio de la ciudad.