scorecardresearch

Sotillo busca atraer a jóvenes con la venta de 9 parcelas

L.N.
-

El Ayuntamiento ribereño, que este verano también ha instalado la fibra óptica, espera tener listos todos los trámites durante octubre

Sotillo busca atraer a jóvenes con la venta de 9 parcelas

Cada vez son más los Ayuntamientos de diversos puntos de la Ribera del Duero que apuestan por vender terrenos municipales a precios asequibles con un objetivo muy claro: fijar población. El último en llevar a cabo este tipo de iniciativa, enfocada especialmente a que los jóvenes puedan construirse una vivienda, es Sotillo de la Ribera. 

El Consistorio del municipio ribereño espera tener listos todos los trámites necesarios para la enajenación de tres parcelas a finales de octubre. En estos momentos, como explica su concejal de Urbanismo, Guillermo Ontoria, se encuentran solventando las últimas gestiones tanto con el Registro de la Propiedad como con la Diputación Provincial de Burgos, de cara a obtener el informe correspondiente que autorice la enajenación de las citadas parcelas. 

En principio, el Ayuntamiento sotillano, consciente de la escasez de viviendas, a pesar de las numerosas casas cerradas durante todo el año, pondrá a la venta tres terrenos de entre 400 y 640 metros cuadrados en la calle Santa Lucía, la última que han urbanizado. Ya de cara al próximo año, lanzarán otros seis solares. 

Su foco está puesto en la atracción de gente joven. Muchos ya viven en Sotillo de la Ribera, pero o bien pagan un alquiler o residen con sus padres. Si todo marcha como hasta ahora, parece que a las parcelas no les faltarán pretendientes. El interés crece conforme pasan las semanas y, según Ontoria, varios vecinos han preguntado por los requisitos que se establecerán para hacerse con un terreno. 

De momento, a la espera del visto bueno por parte de la Diputación Provincial, las bases no se han hecho públicas. En cualquier caso, Ontoria subraya que tienen preparado un borrador y que se dará preferencia a las familias jóvenes. Entre los criterios que puntuarán al alza figura el empadronamiento en Sotillo de la Ribera o que la vivienda que se vaya a construir en la parcela se emplee como primera residencia. No obstante, el edil de Urbanismo precisa que tampoco habría mayor problema en que las casas sean vivienda secundaria porque hay mucha gente que se desplaza todos los fines de semana hasta el municipio y "todos suman" en la lucha por la repoblación. 

Sea como fuere, el Ayuntamiento exigirá el compromiso de que en un plazo, que podría los cuatro años, quienes se adjudiquen los terrenos presenten un proyecto de construcción para evitar que los solares se destinen a un uso que no sea el residencial. Su precio rondará entre los 37 y los 44 euros el metro cuadrado. 

Inmersos de lleno en ganar habitantes, Sotillo de la Ribera, con cerca de 410 censados, a los que suman otros 80 de la pedanía de Pinillos de Esgueva, también ha instalado la fibra óptica este verano. Ya está en funcionamiento, aunque no al 100% ya que todavía no alcanza a todas las zonas del municipio. 

Se trata de otro aliciente más y un recurso completamente indispensable de cara a que quienes tienen la opción de teletrabajar decidan instalarse en el medio rural. "Tener cobertura resulta fundamental en estos momentos", indica Ontoria, que ve en la instalación de la fibra óptica una gran oportunidad para su localidad, donde teletrabajan cuatro personas que hasta ahora residían en Madrid. 

Más municipios. El Ayuntamiento de Torresandino también prevé ceder unos terrenos municipales, situados enfrente de las piscinas, para la construcción de 15 viviendas unifamiliares. El objetivo es el mismo que en Sotillo de la Ribera: atraer población. Por ahora, desde el Consistorio han lanzado un sondeo para conocer si existe un interés real por parte de los jóvenes en establecerse en el municipio ribereño y en apenas diez días acumulan quince solicitudes. 

Una pauta que se repite en diversos municipios ribereños, desde Gumiel de Mercado, donde el Ayuntamiento volverá a poner en veta próximamente un total de 29 parcelas para construir viviendas unifamiliares, hasta Milagros. El Consistorio sacó tres terrenos para edificar tres casas, si bien su alcalde, Pedro Luis Miguel, reconoce que le gustaría hacer en mayor medida este tipo de enajenaciones a precios asequibles, así como tener una bolsa de alquiler para satisfacer la demanda habitacional.