Arbu espera un repunte de los casos de alcoholismo

A.G.
-

La asociación, que sigue atendiendo por teléfono a sus pacientes, ya está constatando recaídas y recibiendo llamadas de preocupación por parte de muchas familias con un miembro con este problema

La asociación de apoyo a las personas con adicción al alcohol ya está recibiendo casos de recaídas. - Foto: Valdivielso

La del confinamiento está siendo una situación complicada, reconoce Julián Mateos, psicólogo de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Burgos (ARBU), para los pacientes que están en tratamiento contra esta adicción. De hecho, explica que ya están viendo recaídas y recogiendo mensajes de alarma por parte de muchas familias que tienen un miembro con este problema. Porque, a falta de un seguimiento on line -están en estos momentos estudiando la forma de hacer las terapias a través de internet pero se encuentran con algunas dificultades como la falta de acceso a la red de muchas personas- realizan  el seguimiento telefónico a sus 350 usuarios, algunos de los cuales ya les están transmitiendo sus dificultades para mantenerse sobrios.

"Igual que para la población general es un momento de miedo e incertidumbre con muchos problemas sociolaborales, tenemos usuarios que están inmersos en ERTE o que han perdido su empleo y que están viviendo este periodo con lo justo, encerrados en casa y con muchas limitaciones. Los primeros diez días lo llevaron bien pero a medida que pasa el tiempo nos llegan más llamadas de familiares preocupados y de los propios pacientes que nos cuentan que han acabado consumiendo", afirma el experto.

En estos casos, se incrementa el apoyo telefónico, se recuerda a los usuarios las pautas de relajación que han aprendido en las terapias, se les pide que eviten por todos los medios tener alcohol en casa y se les aconseja que se lo cuenten a alguien de su confianza, que se desahoguen: "Es muy conveniente que tengan a alguien para hablar".

Mateos recuerda que el confinamiento no solo está siendo duro para los alcohólicos sino que, en general, ha incrementado el consumo de bebidas entre la población por lo que, a su juicio, puede que se estén creando en estos momentos malos hábitos o incrementando más las ingestas de alcohol habituales y que en algunas personas esta costumbre ser termine convirtiendo en adicción: "Cuando todo esto termine va a haber un claro repunte de los casos de alcoholismo".

Frente a la ‘dejadez’ que puede terminar en estos días en una ingesta abusiva de alcohol, el psicólogo recomienda vivamente que se guarden rutinas todos los días, que no se esté con todo el tiempo por delante sin planificar: "Hay que tener organizado el día para evitar beber, entender que los cambios de humor son comprensibles en unas situación singular como esta en la que se nos ha limitado la libertad personal y hablar, desahogarse". Y si todo falla, recuerda que el teléfono de Arbu sigue activo todos estos días. Quien crea que puede estar teniendo un problema de abuso de alcohol puede llamar al número 947241924.