Blanco garantiza la "atención" a los mayores de residencias

SPC
-

La consejera asegura que el número de fallecidos por la enfermedad suponen el 0,35 por ciento del total de residentes en los centros de la Comunidad

Blanco garantiza la "atención" a los mayores de residencias

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, garantizó hoy que los mayores de las residencias de ancianos de la Comunidad “están atendidos” para prestar atención al colectivo “más débil”. De hecho, Blanco incidió en que tan solo se ha intervenido en una residencia, la del Vale del Cuco, en Adrada de Haza (Burgos) por las condiciones en las que se encontraba. 

En esta línea, y en un momento “duro” para las familias, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades lanzó un mensaje “positivo” porque explicó que de los 1.214 centros, solo en 22 se han registrado más de cinco fallecidos y tan solo en 54 centros se ha registrado algún fallecimiento. 

“Estamos trabajando todos los días para mantener y reducir estos datos”, aseveró la consejera, quien aseguró que las personas mayores “están atendidas” además de que se continúan mejorando las medidas e incluso habilitando dispositivos electrónicos para favorecer el contacto con las familias. 

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades confirmó este lunes que las 1.214 residencias de mayores y centros de personas con discapacidad de Castilla y León acumulan 164 fallecidos por Covid-19, a los que hay que añadir 189 que han fallecido con síntomas de la enfermedad aunque sin que esta haya sido confirmada. Según explicó Blanco, el número de personas fallecidas por el virus suponen el 0,35 por ciento del total de residentes en estos centros en la Comunidad, que asciende a 47.264. 

Blanco explicó que la Junta de Castilla y León ha trabajado para “mapear” todos los centros de la Comunidad atendiendo tanto a los criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad como también otros propios del Ejecutivo autonómico. En esta línea, el Gobierno instó a las residencias a separar a los residentes en cuatro grupos para evitar contagios: personas sin síntomas, en situación de aislamiento preventivo, con síntomas compatibles con el Covid-19 y los casos confirmados.

A ellos, la Junta pidió a los centros conocer también datos relativos a los fallecidos (en el hospital o en el centro residencial) con Covid confirmado, y el número de fallecidos que en el momento de la muerte tenían síntomas compatibles aunque no se confirmase la enfermedad. 

En total, el “mapeo” asciende a 1.214 centros de mayores, de personas con discapacidad, centros de fundaciones, residencias de religiosas y viviendas tuteladas, con las excepciones de los centros de menores y aquellos relacionados con la mujer. En estos centros, con los que Blanco aseguró que se mantiene un contacto “permanente y diario”, residen 47.264 personas y el personal tiene que introducir a diario los datos solicitados a través de una aplicación informática, así como observaciones, necesidades o carencias que luego se trasladan a las gerencias provinciales. 

Según este “mapeo”, a día de hoy el número de fallecidos en estos centros por Covid-19 asciende 164 y son 189 los que fallecieron con síntomas compatibles aunque sin confirmar la enfermedad. Además, en estos centros se encuentran 646 residentes que han dado positivo por coronavirus, 2.027 se encuentran en aislamiento con algún tipo de síntoma compatible y 3.932 están en aislamiento preventivo sin síntomas. 

Por último, Blanco cifró en 210.000 las mascarillas que se han repartido a las residencias de la Comunidad y aseguró que se está prestando ayuda de personal a las residencias a través de “varias vías” como es personal de la Gerencia de Servicios Sociales o de otras consejerías, de asociaciones, a través del Ecyl e incluso con empresas de otras residencias que prestaban servicios en centros de día o estancias diurnas y que están cerradas. 



Las más vistas