Vox se inclina por el pacto de derechas en Aranda

A.D.C. / B.A. / I.M.L.
-
Raquel González, Vicente Holgueras (izq.), Eusebio Martín y Francisco J. Martín (dcha.) dialogan antes de las elecciones. - Foto: DB

La exigencia de Ciudadanos de limitar los mandatos a ocho años podría obligar a Raquel González a decir adiós como regidora

Los dos concejales que obtuvo Vox en Aranda durante las pasadas elecciones del 26 de mayo inclinan, a día de hoy, la balanza del Ayuntamiento hacia un gobierno de derechas. En la formación encabezada por Vicente Holgueras afirman que han mantenido varios encuentros con el Partido Popular y en todos ellos ha habido puntos en común y las conclusiones han sido positivas. Ayer tenía lugar una nueva reunión en la que los dos partidos compartieron programas para intentar llegar a un principio de acuerdo.
En el grupo municipal de Vox en Aranda son claros a la hora de decir que ellos apuestan por un Ayuntamiento conservador y por eso se decantan entre un gobierno del PP o uno de los tres partidos de derechas: PP, Ciudadanos y ellos. «Es lo más razonable», declara el líder de Vox en la ciudad, Vicente Holgueras. 

En cuanto a la posible alianza a tres, esta es una posibilidad más alejada ahora mismo. La formación naranja no se ha reunido con la de extrema derecha hasta el momento y eso hace imposible el apoyo de Vox a un posible acuerdo entre PP y Cs. «Que gobiernen los dos sin sentarse con nosotros no es posible. Ciudadanos no se ha sentado con nosotros ni parece que tenga intención», sentencia Holgueras en alusión a la propuesta que él mismo hizo al líder naranja, Francisco Javier Martín, de reunirse. Sugerencia que fue rechazada por Cs alegando que quien tenía que encabezar los encuentros era el PP.

Ante la falta de acercamientos del resto de partidos (ni PSOE, ni Podemos ni IU han cerrado acuerdos) y el silencio de otros (PP y Ciudadanos), el pacto que más cerca está ahora mismo es el de los populares con los de Vicente Holgueras. En Vox no descartan votarse a sí mismos en el pleno de investidura de este sábado si todo se tuerce, pero reconocen que aunque no entren en el Gobierno sí podrían apoyar otro de derechas. «Si no nos dan cotas de gobierno y nos respetan el programa, sería un mal menor», admite Holgueras.

Si Mar Alcalde, candidata del PSOE a la Alcaldía, reconocía ayer que todavía no había cerrado ningún acuerdo con ningún grupo, Jonathan Gete, de IU, que su decisión era votar a su propio grupo, en Podemos no informaban de ningún pacto y en Vox hablaban claramente de su posición, en Ciudadanos y el PP ocurría todo lo contrarios. Los dos grupos municipales, tanto el popular como el naranja, guardaban silencio ante la exigencia de Cs de limitar los mandatos a ocho años. Demanda aceptada ayer por el PP autonómico en busca de un acuerdo de gobernabilidad en la Comunidad. Este hecho apartaría a Raquel González de dirigir el Ayuntamiento al llevar ya ocho años como alcaldesa.

A falta de saber las posiciones de Ciudadanos y Partido Popular en Aranda, lo que se deduce de las exigencias programáticas de Cs primero y de las palabras del presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, después, aceptándolas, es que si hubiera un acuerdo entre populares y naranjas en la capital de la Ribera este obligaría a Raquel González a dar un paso atrás y no ser la candidata del PP a la Alcaldía. Esto a su vez podría provocar que los siguientes números en la lista popular al Ayuntamiento pudieran ser alcaldes. De momento todo está en el aire y solo se confirma el acercamiento entre Vox y PP.