Apuesta por la Vuelta a España

Juan Carlos Moreno / Burgos
-
La Vuelta a España de 2013 salió desde el Arco de Santa María. - Foto: Luis López Araico

El Ayuntamiento quiere optar a una mayor presencia en la carrera, con una etapa y una de las dos jornadas de descanso

El Ayuntamiento de Burgos está dispuesto a apostar muy fuerte por su presencia en la Vuelta a España de 2015. Habitual en la historia de esta carrera, con presencia hasta en 17 ocasiones, se quiere dar un paso más y lograr aumentar la estancia de la caravana de la carrera en Burgos, con la repercusión publicitaria y económica que ello conlleva. La idea es optar a que una de las dos jornadas de descanso tenga lugar en Burgos y en cuento a la carrera, la opción que más gusta es conseguir que la crono individual se corra por las carreteras burgalesas.
Aunque la presentación oficial será el 10 de enero en Torremolinos, poco a poco se van conociendo detalles de la Vuelta a España 2015. Se sabe que comenzará el 22 de agosto en Puerto Banús y que estará varios días por tierras andaluzas. También se ha conocido que Andorra tendrá un protagonismo especial, con cuatro días de carrera. Llegará el lunes 31 de agosto con un final de etapa, el martes 1 de septiembre será día de descanso; el día 2 habrá una etapa completa por Andorra y el día 3 abandonará el Principado.
También se conoció ayer que Vitoria albergará la salida del sábado día 5 de septiembre y es ahí donde comienzan las opciones de Burgos. Algunos medios apuntan que esa jornada puede tener su final en Burgos, aunque es posible que acabe en Cantabria. La Vuelta tuvo el año pasado sus días de descanso tras la disputa de la novena y la decimosexta jornada. El domingo 6 de septiembre comienza la última semana de carrera y falta por decidir el segundo día de descanso, que podría ser el 7 u 8 de septiembre. Burgos estaría pujando por albergar esta jornada, logrando el objetivo que pretende el Ayuntamiento, acoger a toda la caravana de la carrera en Burgos más de una noche como ha pasado en las nueve ocasiones anteriores en las que la capital ha acogido llegada y salida.  
La carrera mueve alrededor de 3.000 personas cada jornada. Además de los 20 o 21 equipos, con sus corredores, directores, auxiliares y personal, están los comisarios, prensa y todo el personal de la organización. La repercusión económica de todo este dispositivo en la ciudad durante dos noches es evidente.
Por ejemplo, Andorra, por albergar los cuatro días de la Vuelta a España (llegada, día de descanso, etapa y salida) abonará 180.000 euros.     

Crono individual

Sobre el recorrido, se sabe que la Vuelta tendrá dos cronos. La primera se celebrará en Puerto Banús el primer día y falta conocer la segunda. Será larga, de unos 40 kilómetros, y con un perfil plano. Así lo ha reconocido el propio Javier Guillén, director general de la carrera, que pretende convencer a Chris Froome que vuelva a correr la Vuelta a España y para ello nada mejor que situar una crono larga y plana en el trazado.
Los responsables del Ayuntamiento de Burgos y Javier Guillén mantienen abiertas las negociaciones. El director de la Vuelta es  habitual en Burgos (corrió el domingo el Cross de Atapuerca), donde mantiene excelentes relaciones con el presidente de la Diputación, César Rico, y con los organizadores de la Vuelta a Burgos. En algunas ocasiones Javier Lacalle, que lleva años pensando en un proyecto que dé mayor presencia de Burgos en la Vuelta a España, ha compartido estas reuniones con Javier Guillén.