El primer hotel de cuatro estrellas en Miranda generará 55 empleos

Fátima Gutiérrez / Miranda
-

Después de casi dos años de obras y con una inversión de 4,5 millones de euros por parte de socios locales, el nuevo complejo abrirá sus puertas al público el próximo 23 de agosto

Roberto Delgado(I.), director del hotel y Gonzalo Antón, socio del mismo, posan en la fachada de Ciudad de Miranda. - Foto: R.L.

Una nueva empresa abre sus puertas en la ciudad, esta vez se trata de un hotel, aunque desde hace tiempo lleva en boca de todos, la apertura del hotel Ciudad de Miranda se realizará oficialmente a partir del 23 de agosto. El encargado de dirigir el único establecimiento de la ciudad con cuatro estrellas, Roberto Delgado, ayer aseguró ante los medios que están buscando que «el cliente se sienta cómodo, que esté a gusto y bien atendido. Tenemos un equipo joven, con espíritu y ganas de hacer cosas nuevas».
Situado en la calle Estación, en lo que antes era el antiguo restaurante Neguri, el edificio cuenta con 52 habitaciones dobles, un salón para eventos con capacidad para 130 personas, dos plantas de aparcamiento y comedores privados. Un nuevo respiro para la ciudad, ya que tiene previsto generar una veintena de puestos de trabajo directos y hasta 35 indirectos.
Tras casi dos años de obras y con una inversión de 4,5 millones de euros, el local está preparado para recibir a sus primeros clientes. «Hemos hecho una inversión seria y profunda en estos momentos  tan díficiles, pero estamos convencidos que con un equipo comprometido de gente joven saldremos adelante», aseguró Gonzalo Antón, uno de los socios.
El hotel cuenta con una extensión de 3.600 metros cuatros, diseñados por la mirandesa Cristina Zárate, arquitecta del estudio que lleva su apellido y por los miembros del estudio de interiorismo P&B Asociados.
La nueva iniciativa empresarial que se ha llevado a cabo con un proyecto liderado por  Antón y otros socios locales, también cuenta con un restaurante propio denominado El Vagón. El comedor tendrá capacidad para 70 personas y  la cocina estará en manos del cocinero Mikel Castañares, en su día elegido mejor cocinero del País Vasco. Se servirán los desayunos a los clientes, pero también se ofrecerán comidas y cenas, ya que cuentan con una parrilla para carnes y pescados, además de un horno de leña de cordero.
«Queremos ofrecer una gastronomía de calidad, a precios asequibles, con buen servicio y que la gente se siente sin prisas», apuntó el director del hotel.
El complejo cuenta con un salón de 200 metros cuadrados, divido en dos salas polivalentes que pueden unirse mediante paneles y permite celebrar cualquier tipo de evento: banquetes, comuniones, bautizos, ruedas de prensa o cursos de formación.
De manera contigua estará situada la terraza del hotel, que da a la calle La Hoyada. Estará delimitada con un toldo y en invierno se colocarán lámparas de calor. En esa misma calle se sitúa el acceso a las dos plantas de parking, con capacidad de 22 plazas. Las habitaciones distribuidas en las seis plantas que conforman el edificio, son en su mayoría dobles y hay algunas que tienen también terraza.
«Queremos que sea un hotel de ciudad, de centro, al que no se necesite ir en coche y que ofrezca una vida social muy activa», señaló Delgado.