Mañueco resalta el papel estratégico de la distribución

SPC
-

El presidente de la Junta de Castilla y León visita las instalaciones de Mercasalamanca y el Banco de Alimentos, asegurando que "las personas más vulnerables siguen siendo la prioridad" para el Gobierno regional

Mañueco resalta el papel estratégico de la distribución

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, resaltó el papel estratégico del sector de la distribución por "estar a la altura" al garantizar el abastecimiento de alimentos a tiendas y grandes superficies durante la actual situación de crisis sanitaria generada por la expansión del coronavirus, así como por dar salida a los 'stock' de los productos agroalimentarios.

Mañueco realizó estas declaraciones durante su visita de la mañana de este lunes, 4 de mayo, a las instalaciones de Mercasalamanca, en la que subrayó el "caracter estratégico" de sector primario, industria agroalimentaria y distribución, para "hacer frente a crisis como la que actualmente vive España y Castilla y León", como informa Ical.

Por ello, y tal y como informó la Junta de Castilla y León, Fernández Mañueco manifestó su agradecimiento a todos estos sectores y mostró su predisposición para que reciban "el apoyo de todas las Administraciones públicas".

Además de Mercasalamanca, el presidente de la Junta de Castilla y León también visitó las instalaciones del Banco de Alimentos de Salamanca, donde aprovechó para reconocer y agradecer la labor que realizan estas entidades, que "han permanecido abiertas durante todo este periodo", así como el trabajo de sus voluntarios.

En ese sentido, Mañueco recordó que el compromiso del Gobierno autónomico con los Bancos de Alimentos, a la hora de cubrir las necesidades de las personas más vulnerables, "es continuo". De hecho, la Junta de Castilla y León destinó el pasado año 160.000 euros para el funcionamiento y mantenimiento de estas instalaciones, y actualmente se está tramitando una subvención por un importe de 190.000 euros, lo que supone un 19 por ciento.

Los diez Bancos de Alimentos que funcionan en Castilla y León atienden aproximadamente a 60.000 beneficiarios entre familias, albergues y centros, aunque desde la declaración del Estado de Alarma la demanda de alimentos se ha incrementado entre un siete y un diez por ciento.

Por ello, y con el objetivo de reforzar las actuaciones en este ámbito, la Junta de Castilla y León ha estado en todo momento en coordinación con las corporaciones locales y con las entidades del tercer sector, en el marco de la Red de Protección a las personas y a las familias más vulnerables, ya que son numerosas las entidades y asociaciones que se encargan del reparto ordinario de alimentos y productos de primera necesidad.  

El presidente de la Junta de Castilla y León también agradeció, por ello, la "colaboración desinteresada" de muchas empresas que se están poniendo a disposición del Ejecutivo regional y de los Bancos de Alimentos para colaborar en el programa de entrega de productos a las personas y familias que lo necesitan.

En el Banco de Alimentos de Salamanca trabajan habitualmente 18 voluntarios y el reparto ordinario se hace a través de 130 entidades. Los beneficiarios de alimentos son 7.200 personas, habiéndose incrementado un 10 por ciento este número durante el Estado de Alarma.