"El objetivo es dar una alegría al Coliseum"

C.P.
-

Joan Peñarroya, técnico del San Pablo, considera que es clave mejorar la puesta en escena en los partidos

El técnico, en el banquillo con la pizarra. - Foto: Jesús J. Matías

Joan Peñarroya tiende a relativizar las victorias y las derrotas. Sabe que esto es muy largo y que no hay que ponerse nervioso. Sin embargo, sí que le dolió especialmente el tropiezo del San Pablo ante el Valencia Basket en el último partido en el Coliseum y aseguró que tienen una cuenta pendiente con la afición: «El objetivo es dar una alegría a nuestra gente después de lo que pasó ante el Valencia».
Durante esta semana, apenas ha tenido tiempo para preparar el encuentro porque el San Pablo estuvo de viaje lunes y miércoles, y jugó el martes. «Es algo que nos va a ocurrir bastante y nos hemos preparado lo mejor posible para estar bien», explicó el entrenador catalán, que tiene claras cuáles van a ser las claves del encuentro: «No me preocupa tanto el rival como nosotros. Tenemos que hacer una mejor puesta en escena que en otros partidos. A partir de ahí, encontrar el ritmo que nos conviene y hacer una defensa sólida que nos permita agarrarnos al partido cuando no estemos finos en ataque».
un rival peligroso. En cuanto al Zaragoza, Peñarroya destacó la «convicción y la sencillez» con la que está jugando, lo que le convierte en un bloque «muy peligroso».  Además, hizo referencia al carácter que imprime Porfi Fisac a sus equipos «luchando siempre hasta el último segundo».
Sobre las posibles ausencias de Fran Vázquez y Barreiro, Peñarroya señaló que le gustaría que estuvieran todos y recordó que el Zaragoza ya ganó entre semana sin ellos.