El Cid renace en tres vecinos de Santa Gadea

Ó.C.
-

El pueblo representa la vida del caballero castellano a través de un niño de 6 años, un joven de 13 y un adulto. En la obra participan setenta personas y se realizará este sábado

El Cid renace en tres vecinos de Santa Gadea - Foto: Á“scar Casado

El Cid volverá a la vida este sábado en Santa Gadea del Cid a partir de las 19.30 horas. Lo hará reencarnado en tres vecinos del pueblo, puesto que en esta ocasión la representación no se centra en un pasaje y se ha querido condensar toda la vida de Rodrigo Díaz de Vivar. De esta manera se da continuidad a esta iniciativa cultural que lleva ya trece años y que reúne en cada verano a cerca de un millar de visitantes.
«Este año nos hemos atrevido con la Jura del Cid», apunta la directora Susana Ortiz de la asociación Fuerza y Honor, que apunta que se representará su infancia, juventud, la jura y el destierro. Una apuesta en tres actos y en varias localizaciones, en la que participarán setenta vecinos. Además se contará con caballos y música de tambores lo que hace que la coordinación sea más complicada.
En el centro de muchas escenas estarán los tres elegidos para representar al ilustre caballero. El más pequeño es Álvaro Escudero de seis años quien explica que «he participado más años pero este es más chuli porque me va a tocar ser El Cid pequeño». Con unos años más, Raúl Alonso de 13 años, se encargará de mostrar el momento en el que «le llaman a las Cortes y va con Sancho II». El lleva más representaciones y «tres hablando» por lo que ya sabe lo que le espera.
Si el joven cid está acostumbrado el adulto mucho más. En este caso el intérprete es Íñigo Urruchi, un asiduo de estas representaciones con más de diez años a sus espaldas. En esta ocasión la obra es más compleja aunque para las personas que la representan ha sido más sencilla «por estar menos tiempo en escena». No obstante, Urruchi ensalza la importancia de esta iniciativa cultural en la que se implica gran parte del pueblo y además sirve para atraer visitantes.