Medidas para evitar cortes de agua en Aranda

A. del Campo
-

El control de la turbidez y la limpieza de cauces evitarían más cortes de agua. El informe municipal realizado tras las tormentas de finales de agosto que provocaron el cierre del suministro plantea mejoras en los depósitos de Virgen de las Viñas

Medidas para evitar cortes de agua en Aranda

La instalación de turbidímetros tanto en el manantial de Tubilla del Lago como en Sinovas y la limpieza de los cauces y cunetas próximos a la fuente natural que abastece a 12.000 vecinos de Aranda. Estas son las soluciones que plantea un informe municipal para evitar que se produzcan nuevos cortes de agua como los sufridos en la capital ribereña a finales de agosto por las tormentas, con lluvia y granizo, que provocaron la inundación del manantial y por tanto el ensuciamiento del agua que llega a Aranda. Donde los grifos echaban un líquido muy turbio, no apto para el consumo.

El informe municipal desarrolla las dos soluciones propuestas y explica que la instalación de turbidímetros con medición en continuo y conectado al sistema de alarmas del Scada del Servicio Municipal permitiría una actuación antes de que el agua turbia llegase al depósito arandino Virgen de las Viñas desde Tubilla del Lago. El documento también señala que para la instalación del sistema habría que dotar al manantial de un equipo de suministro eléctrico. En cuanto a la segunda acción preventiva, la limpieza de cauces y cunetas, el texto afirma que estas actuaciones evitan que la sección hidráulica de los mismos disminuya y por tanto también el riesgo de desbordamiento en caso de grandes avenidas.

Además de las dos soluciones ya desarrolladas, en el estudio realizado por el Servicio Municipal se incluye otra más: la instalación de tratamiento de agua para eliminar la turbidez, ETAP. El documento oficial aclara que esta acción en un primer momento se puede descartar puesto que «la norma general es la no existencia de valores de turbidez altos».

Las tormentas de finales de agosto provocaron el corte del agua en un gran número de edificios de Aranda, que en un inicio, según el primer aviso municipal, iba a prolongarse durante toda la mañana y hasta las 16.00 horas, aunque después el cierre de suministro se estiró durante casi dos horas más en algunos casos. Eso provocó el enfado de los vecinos y la respuesta de la oposición. El PSOE criticó al equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos por la demora en la solución y posteriormente los socialistas reclamaron una inversión en la mejora del suministro de aguas en el municipio, algo que consideran prioritario y por ello defienden su inclusión en los remanentes de 2018, todavía pendientes de aprobación.

La polémica suscitada por el corte de aguas derivó en la solicitud por parte de la Comisión de Hacienda del citado informe sobre lo ocurrido en el abastecimiento de agua de Tubilla del Lago. El documento detalla que el pasado 27 de agosto en la inspección diaria de los depósitos de Virgen de las Viñas, que abastecen a 12.000 personas, se detecta una turbidez fuera de los límites permitidos, que incluso es apreciable a simple vista.

EL FOCO DEL PROBLEMA. La turbidez, como recoge el informe, se debió a la intensa precipitación en la tarde del 26 de agosto en Tubilla del Lago, que creó una escorrentía superficial muy superior a la que las cunetas podían recoger. Por lo tanto, la avenida de agua entró en el manantial ocasionando la turbidez al mezclarse con la fuente natural. El mismo 27 de agosto se realiza una inspección en la tubería y se constata que la turbidez es por el propio manantial.

Una vez localizado el problema se activa el protocolo pertinente y se suspende la entrada de agua en los depósitos municipales, donde el nivel de turbidez era mayor, se abren los desagües para derivar el agua a un cauce y se suspende el suministro a las zonas abastecidas desde las fuentes afectadas, suministrando el agua desde el depósito del Cerro de los Perros. Vaciados los depósitos de la Virgen de las Viñas y Sinovas se precisa la limpieza y desinfección de los mismos. Cuando se cierra el informe quedaba por terminar la desinfección de uno de los almacenamientos de Virgen de las Viñas, cuyo estado actual no se ha podido constatar. Lo que sí confirma el estudio es que el 28 de agosto la turbidez en Tubilla ya era aceptable y Sinovas se abastece desde el pozo de San Isidro.