El extorero José Ignacio Ramos, condenado por agredir a 3 antitaurinos

P.C.P. / Burgos
-

Los activistas protestaban en el exterior de la plaza de Lerma por la celebración de un festival taurino benéfico, el pasado 4 de mayo

Los activistas antitaurinos protestaron en el exterior de la plaza. - Foto: Luis

El extorero y empresarios José Ignacio Ramos y los también promotores Mariano Jiménez y Luis Miguel Rodríguez han sido condenado a pagar una multa e indemnizar a tres militantes antitaurinos por agredirles cuando protestaron contra la celebración de un festival benéfico a la entrada de la plaza de Lerma, el pasado 4 de mayo.
En la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, se considera probado que Ramos estaba dentro del coso cuando «fue avisado» de que un grupo de manifestantes contra el ‘maltrato animal’ «estaban increpando e insultando a la gente que compraba las entradas», por lo que salió fuera y comenzó con ellos «un forcejeo de manos». En ese momento aparecieron los otros dos denunciados y agredieron a tres de los manifestantes, entre ellos una joven que se acercó al ver que agarraban a su novio del cuello.
La jueza de Lerma considera a los denunciados autores de dos faltas de lesiones cada uno de ellos y les impone el pago de 360 euros de multa, además de la obligación de indemnizar solidariamente con 665 euros a los agredidos por las lesiones que sufrieron. También tendrán que hacerse cargo de las costas procesales. La sentencia se puede recurrir ante la Audiencia Provincial.

LA CARTA DE LOS NIÑOS

El festival se organizó para recaudar fondos para la restauración del santuario San Pedro Regalado en La Aguilera, de las monjas de Iesu Communio. Su celebración vino ya precedida de polémica. Un grupo de niños, alumnos de 4 de Primaria de un colegio de Muel (Zaragoza), que tienen una protectora de animales virtual escribió una carta a las hermanas de la congregación que encabeza Sor Verónica para pedirles que suspendiesen la celebración del festival taurino (http://elcuartohocico.blogspot.com.es/2013/04/carta-unas-monjas-de-burgos-para-que-no.html).
A cambio, les ofrecían una donación de 1.000 euros. La misiva, dirigida al monasterio de Lerma, no tuvo la respuesta esperada -en realidad no tuvo ninguna- y el festival se celebró, con media entrada en la plaza de toros de la Villa Ducal y José Miguel Pérez, Joselillo, como triunfador, con vuelta al ruedo incluida tras cortar 2 orejas y el rabo.