La innovación a partir de un clásico

Agencias - SPC
-

Audi presenta el S6 Avant, un arriesgado modelo con motor diésel, en los tiempos de los eléctricos, con las más altas prestaciones y confort

La innovación a partir de un clásico

Audi ha vuelto a arriesgar y, en un momento en que el diésel está demonizado, ha apostado por el gasóleo para una versión tradicionalmente unida a la gasolina: la S, una letra que identifica a las versiones más prestacionales de la gama.
A pocos se les hubiera ocurrido que el fabricante de los cuatro aros, con la que está cayendo injustamente sobre el diésel, lo eligiese para sus modelos S6 y S7 Sportback y desterrase la gasolina. Pero lo ha hecho y el experimento le ha salido bien, porque además de haber conseguido unos coches rápidos, ha logrado la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico gracias a su hibridación suave (mild hybrid), que permite acceder a las zonas restringidas de las ciudades, así como a bonificaciones en el aparcamiento de las zonas reguladas.
Y eso a pesar de que el motor, un V6 turbo de 349 CV, acelera de cero a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, con un consumo mixto homologado de entre 7,9 y 8,1 l/100 kilómetros.
De la potencia, indicar que los reacios a esas cifras elevadas no deben asustarse si tienen el capricho de adquirir un coche con carrocería familiar y semejante motor.
La caja automática Tiptronic de ocho velocidades (con levas en el volante) la gestiona a la perfección y además cuenta de serie con la tracción total a las cuatro ruedas con diferencial central autoblocante, la suspensión deportiva regulable y la dirección progresiva.
El interior es de lo más acogedor. Destacan el cuadro de instrumentos digital personalizable, la pantalla central y una segunda pantalla situada inmediatamente debajo y en la que se puede escribir a mano la dirección a la que queremos que nos lleve el navegador.
Exteriormente, el S6 Avant es de los que llaman la atención. Destaca el acabado en negro de la amplia parrilla frontal y las carcasas de los retrovisores en terminación aluminio.
También es muy atractivo en la parte trasera, donde hay salidas dobles de escape en ambos lados.
La letra S delante y detrás también es una marca de guerra que delata que es una versión vitaminada de Audi, que incluye de serie llantas de 20 pulgadas, faros Led delante y detrás, asientos delanteros deportivos, tapicería de Alcantara/cuero, climatizador de cuatro zonas, Audi virtual cockpit, navegación, o servicios de conectividad.
ADAS de última generación para el Audi S6 Avant.
Entre los asistentes a la conducción incluye la frenada de emergencia, la ayuda al aparcamiento (monta cámara multifuncional) o el aviso de cambio de cambio de carril involuntario.