Cuatro pymes se instalan en Ircio e invierten dos millones

Ó.C
-

Entre todas ocuparán una extensión cercana a los 13.000 metros cuadrados y crearán unos 30 nuevos puestos de trabajo

Cuatro pymes se instalan en Ircio e invierten dos millones - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El desarrollo de Ircio está cerca de entrar en una nueva fase. Una etapa en la que se verá sobre el terreno el resultado de las gestiones para captar inversión y crear nuevos puestos de trabajo. Al margen de la llegada de Seur, el polígono se irá llenando también de pequeñas y medianas empresas (pymes) lo que supone un foco de desarrollo necesario, como señala Roberto Martínez de Salinas, gerente de la Oficina de Desarrollo Económico Miranda Empresas, quien resalta la importancia de ir sumando piezas de este tipo al engranaje de Ircio.
A corto plazo son cuatro las que se instalarán. De ellas, Urbico y Plegados y Cubiertas Miranda (PCM) han conseguido ya la «licencia municipal para la urbanización de la parcela y la construcción de la nave industrial». Un paso se logrará también por parte de las otras dos pymes que se encuentran en esa tramitación, como son Termopiedra y el Centro Técnico de Conductores. En cualquier caso, la inversión prevista entre todas ellas roza los dos millones de euros con la creación de treinta empleos. 
De todas ellas la que tendrá un mayor espacio es PCM, una empresa del sector del metal, que ocupará 5.575 metros cuadrados con una nave de 2.400. Desde Miranda Empresas se indica que en la actualidad está ubicada en Bayas pero se encuentra en un proceso de desarrollo por lo que necesita nuevas instalaciones para «generar doce puestos de trabajo» lo que casi duplicaría su plantilla, aunque para eso «habrá que ver cómo evolucionan sus pedidos», se apunta.
La segunda que ya tiene la licencia concedida es Urbico quien construirá una nave de 2.400 metros cuadrados en una parcela de 3.000. Un caso que Martínez de Salinas indica que es similar al anterior, puesto que también responde a una necesidad de crecer pero no se espera que se traduzca en un aumento de plantilla.
Además, desde el Ayuntamiento se advierte que la próxima semana se espera sacar adelante la licencia de Termopiedra, para poder construir una nave de unos mil metros cuadrados sobre una superficie comprada de 3.000, con un posible aumento de su plantilla de diez empleados.
Estas tres inversiones, desde la oficina municipal, se destaca que corresponden a firmas de la ciudad. A este respecto, Martínez de Salinas recuerda que «las empresas de Miranda están en nuestro ADN, hay que ayudarlas y para nosotros son muy importantes» puesto que se recuerda que «hay que cuidar lo que tenemos». No obstante de las pymes que se anuncian, la cuarta corresponde al Centro Técnico de Conductores, autoescuela con sede en Burgos, que hasta ahora tenía una oficina en la ciudad, pero que ahora va a construir una nave «para guardar vehículos y tener personal de formación». En este sentido, se indica que serán «media docena de trabajadores» en la nave que ocupará mil metros cuadrados en un parcela de 1.252.
Más allá de estos datos previstos en cuanto la inversión, superficie y creación de puestos de trabajo, desde Miranda Empresas se indica que la predisposición de las empresas es iniciar los trabajos sin dilatar los plazos, por la necesidades de cada una de ellas. No obstante, se señala que los tiempos hay que cogerlos con cautela puesto que hay algunas de estas inversiones que se firmaron en 2017.