Medina quiere ser centro docente para captar médicos MIR

A.C.
-

Nace un equipo de trabajo formado por alcaldes y coordinadores de centros de salud que elaborará una batería de propuestas con las que pedir soluciones a la Consejería de Sanidad

Medina quiere ser centro docente para captar médicos MIR

La situación sanitaria empeora por días y, si no se ponen soluciones, durante los próximos meses los problemas se irán acumulando ante la falta de médicos. Para tratar de paliar esta situación a medio plazo, el Centro de Salud de Medina de Pomar ha solicitado convertirse en centro docente para jóvenes que estén cursando el MIR en la especialidad de Medicina de Familia, como ayer desveló su coordinador médico, Manuel Ruiz, quien admitió que, además de formarles, "habrá que convencerles para que se queden", en el caso de que Sanidad vea esta propuesta con buenos ojos.
Lo anunció en el primer encuentro a nivel comarcal, al que estaban convocados alcaldes y coordinadores de las siete zonas básicas de salud de Merindades. Acudieron alcaldes y concejales de doce municipios, Medina, Villarcayo, Espinosa, Trespaderne, Cuesta Urria, Tobalina, Valdivielso, Sierra de Tobalina, Losa, Traslaloma, Montija y Sotoscueva, así como los coordinadores médicos de Medina, Villarcayo, Espinosa y Losa, junto a profesionales de Enfermería que representaron a Tobalina y Valdebezana, con lo que solo faltaron del Valle de Mena.
La reunión, que se alargó durante más de dos horas, dio una visión clara de la difícil situación en la que se encuentran Medina, con 6.700 horas de guardia sin cubrir, y Villarcayo, donde profesionales de Emergencias 112 y de otros centros de salud cubren las guardias por falta de facultativos. Pero también sirvió para vislumbrar lo que se avecina en zonas de salud, como el Valle de Losa, donde de sus cinco médicos, tres ya han cumplido 65 años y un cuarto tiene 67, con lo que el centro podría quedarse en cuadro tras su jubilación. Asimismo, el coordinador de Espinosa, Miguel Ángel González, avanzó que este centro, que también cubre Sotoscueva y Montija, verá reducida su plantilla de los 8 médicos actuales (6 de equipo más 2 de área) a 6 porque entre junio y septiembre se producirá una jubilación y también está previsto que otro profesional se traslade al Valle de Mena.
En la reunión se lanzaron hasta diez propuestas y se decidió crear un grupo de trabajo que formarán los alcaldes de Medina, Villarcayo, Espinosa junto a la edil de Sanidad de Medina (médico de profesión), y los coordinadores de Medina, Villarcayo y Losa, así como una enfermera de Espinosa. Su labor consistirá en elaborar un documento que se tratará de consensuar con todos los ayuntamientos antes de presentárselo a la consejera de Sanidad, Verónica Casado.
Entre las ideas planteadas se indicó desde pedir al Gobierno Vasco que envíe médicos a la comarca para atender a sus desplazados en Semana Santa y verano, hasta reorganizar los mapas de las zonas de salud, donde algunas pedanías consideran que deberían de cambiar de centro de referencia, al tener otros más cercanos. Sería el caso de Extramiana o Quintanilla Montecabezas, entre otros, que ahora dependen de Medina y los profesionales consideran que deberían depender de Tobalina.
Plantear que sea obligatorio cursar el último año de MIR en centros de salud rurales y no solo urbanos fue otra de las iniciativas, dado que podrían pasar consulta y realizar guardias junto a otros médicos. Asimismo, los coordinadores de centros con mayor presión asistencial, donde hay facultativos con más de un millar de tarjetas, también plantearon que médicos de otras zonas de salud con 100 ó 200 tarjetas a su cargo, acudan a apoyarles, reduciendo los días o las horas de atención en sus consultas. Ante la inminente jubilación de muchos profesionales, en la provincia de Burgos lo podrán hacer 79 este año, se plantearon incentivar a quienes retrasen su edad de jubilación con dos meses de vacaciones. Igualmente, salieron a la palestra los incentivos económicos para los médicos rurales o los que tengan más tarjetas sanitarias.