Equipamiento y personal de la UBU para hacer pruebas

DB
-

La institución académica pone a disposición del Gobierno sus laboratorios, que cuentan con cuatro equipos que pueden realizar el test de diagnóstico del coronavirus

Imagen de archivo de personal investigador del campus. - Foto: DB

La Universidad de Burgos ha puesto sus instalaciones a disposición del Gobierno, incluidos sus laboratorios y equipos, para hacer frente a la crisis sanitaria desencadenada por el coronavirus Covid-19.

La institución académica cuenta en sus laboratorios con 4 equipos que pueden realizar la prueba de diagnóstico por PCR (PCR a tiempo real y PCR digital), que detecta la presencia del genoma del virus en una persona en fases tempranas de infección, incluso aquellas que estén asintomáticas.

Desde la UBU, a través del Rectorado y la conferencia de rectores (CRUE), se han puesto a disposición de las autoridades sanitaria regionales y nacionales tanto el equipamiento como personal entrenado para su análisis (actualmente tres investigadores del área de Microbiología). Asimismo, los responsables de los grupos de investigación han mantenido contactos con el HUBU para ponerlos a su disposición.

Estos equipos y los investigadores entre los más de 200 laboratorios y de 300 expertos en las pruebas de detección del Covid-19 que las universidad españolas han ofrecido a las autoridades sanitarias. Los centros académicos ofrecen también 1,7 millones de guantes, 75.000 mascarillas, 25.000 batas y 6.000 equipos de protección individual, así como diverso material fungible para contener la expansión de la pandemia

Además de estos equipos, también pone a disposición los laboratorios e instrumental para realizar las labores de extracción de material genético y cabinas de flujo laminar para la preparación de las muestras antes de realizar los análisis genéticos.

Este ofrecimiento se suma a la entrega de material recabado por los investigadores de la UBU en sus laboratorios y a la oferta de las 90 plazas de su residencia universitaria Camino de Santiago, ahora desocupada por estudiantes, por si fueran necesarias para aislamientos.