La Plataforma se movilizará si la N-I se llena de camiones

I.E.
-

El colectivo pide mejoras en la AP-1 y censura que para ganar fluidez en ella la carretera vuelva a ser peligrosa

Imagen de una de las movilizaciones de la Plataforma antes de la liberalización de la AP-1. - Foto: Alberto Rodrigo

La Plataforma de la N-I sale de su letargo cada vez que alguna noticia amenaza la tranquilidad con la que ahora se circula por la carretera. El colectivo vecinal se opone totalmente a que la Dirección General de Tráfico (DGT) permita el paso de camiones por la Nacional los domingos del verano en que se prohíba el tráfico pesado por la autopista. El decreto de restricciones publicado en enero veta el tránsito de tráilers hacia el norte en las dos vías del corredor Burgos-Miranda, pero el sector del transporte pidió el martes que al menos se les deje ir por la carretera convencional. Su solicitud está en estudio.
Pero el colectivo vecinal que batalló por la liberalización de la AP-1 y se manifestó cada vez que moría una persona en la N-I no está dispuesto a que "la peligrosidad regrese a la carretera aunque sea en los meses de verano". Su portavoz, Rafael Solaguren, advierte de que "ya soporta tráfico cuando se produce un accidente en la autopista y se desvía la circulación a la carretera". "No queremos que una decisión de la Administración vuelva a perjudicar a los habitantes de los pueblos que usamos la vía todos los días", remacha. En su opinión, cualquier estrategia de la DGT, "tanto en favor de la fluidez como de la seguridad", ha de afectar a todo el corredor. "Lo no que puede ser es que para resolver un problema de atascos en la autopista se provoque un problema de peligrosidad en la Nacional". Si el Ministerio del Interior tomara esa decisión Solaguren se plantea "volver a salir a la carretera para protestar". 
En su opinión, de lo que se debe preocupar el Gobierno central y los transportistas es de que "se lleven a cabo las necesarias obras del tercer carril en la autopista y la construcción de nuevos accesos". Con estas mejoras "se terminaría con los atascos", sentencia. 
Las empresas del transporte insisten en pedir a la DGT medidas que suavicen el impacto sobre su sector de la prohibición de circular hacia el norte los domingos de verano por el corredor Burgos-Miranda. Fenadismer, una de las asociaciones que representan a estas compañías, ha reclamado a Tráfico que permita la circulación de tráilers por la N-I y limite el veto a la AP-1. La DGT aún no ha dado respuesta y está estudiando la solicitud. Su secretario general, Juan José Gil, considera que, "al haber tan poco tráfico en la Nacional tras la liberalización de la autopista, no pasaría nada si los domingos de prohibición en la AP-1 se permite a los camiones ir por la carretera". "Solo se trataría de los meses de julio, agosto y la mitad de septiembre, de tal manera que los vehículos pesados con destino a Europa no quedarían bloqueados en Burgos capital", agrega la misma fuente.

Decreto de restricciones. Hay que recordar que la DGT ya moderó el decreto de restricciones al tráfico para este año 2020, pues limitó la prohibición de circular camiones por la N-I y AP-1 -en dirección Vitoria- a los domingos comprendidos entre el 3 de julio y el 13 de septiembre, entre las 16 y las 21 horas. El borrador inicial que fue presentado a los transportistas ampliaba el veto a todos los del mes de junio, pero en la redacción final que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) ya no figuraban. Además, los vehículos pesados tampoco podrán transitar en dirección norte los siguientes días entre las 16 y 21 horas: el domingo 3 de marzo, el domingo 3 de mayo, el lunes 12 de octubre, el lunes 2 de noviembre y el martes 8 de diciembre. La restricción es desde Castañares, el antiguo peaje, hasta Vitoria y afecta tanto a la AP-1 como a la N-I.
El Comité Nacional del Transporte, no obstante, no renuncia a que la DGT dé marcha atrás por completo y permita el tránsito de camiones los domingos del verano tanto por la N-I como por la AP-1.