Aranda reabre el Museo del Tren dos años después

Adrián del Campo
-
Una de las primeras salas del Museo del Tren muestra oficios como el del jefe del ferrocarril o el de fogonero. / fotos: a. del campo - Foto: A.D.C.

La rehabilitación integral ha dotado de todo lujo de detalles al entorno de la estación Chelva, que también servirá para reivindicar el ferrocarril. El espacio expositivo se estrenará mañana con entrada gratuita al público

La espera ha sido larga. Dos años con las puertas cerradas y muchas noticias sobre su reapertura. Pero al final todo parece haber merecido la pena. El Museo del Tren de Aranda reabrirá al público mañana de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00. En ese tiempo todo aquel que lo desee podrá acceder de manera gratuita al espacio expositivo de la estación Chelva y descubrir o recordar, eso en función de la edad de cada uno, la historia del ferrocarril y como este medio de transporte ha influido en el desarrollo de la ciudad de Aranda.

En la presentación del remodelado Museo del Tren, la concejala de Promoción e Innovación, Celia Bombín, no solo habló del pasado, sino que a preguntas de los periodistas también tuvo un mensaje más actual sobre la demandada reapertura del tren Directo entre Madrid, Aranda y Burgos. «Todo puede contribuir. Este museo es una forma de poner en valor también la importancia que ha tenido el ferrocarril y puede servir, por supuesto, para reivindicar la necesidad que en Aranda tenemos del servicio del tren. Si estamos apostando por un complejo ferroviario que en su día tuvo una gran importancia y desde el Ayuntamiento hemos hecho un esfuerzo por recuperarlo, es también una forma de reivindicar la importancia que para Aranda tiene el servicio del tren», aseveró la edil.

El Museo del Tren se ha sometido a una reforma integral que ha afectado a las tuberías, la instalación eléctrica... El resultado es un cuidado espacio expositivo en el que los detalles se aprecian desde la propia estructura, con un suelo de azulejos que evocan a las antiguas estaciones, detalles de vigas de metal u otros soportes de madera en el techo y un blanco impoluto en las paredes que hace destacar los secretos que encierra el museo. Muchos de los objetos han sido cedidos por la Asociación Arandina de Amigos del Tren y otros por particulares, así se pueden encontrar desde relojes, pirotecnia, mesas de control, maniquíes que simulan a controladores, guardias o pasajeros, calderas...

El recorrido se centra en la historia del tren y la importancia que ha tenido este transporte en el crecimiento de Aranda, se habla de la línea Valladolid-Ariza y posteriormente de la comunicación con Madrid, hasta repasar la evolución de barrios como el de la Estación.

Las novedades son la explicación de los oficios o la recuperación del almacén del pescado, donde está toda la maquinaria. En un principio las visitas se abrirán viernes y sábados en horario de mañana y tarde y los domingos solo de mañana serán gratuitas y estarán conducidas por trabajadores municipales. Será así hasta que se adjudique la gestión del museo. Ahora mismo se están redactando los pliegos de licitación y el siguiente paso será sacar el contrato a concurso. Aunque ya se pueda disfrutar del rehabilitado entorno de la estación Chelva, en su interior y exterior, la inauguración oficial tendrá que esperar ya que en campaña electoral no está permitida.

La llegada del teléfono también se refleja en el museo arandino. A.D.C.
La llegada del teléfono también se refleja en el museo arandino. - Foto: A.D.C.