Un hombre fallece en los calabozos de la comisaría de Soria

SPC
-
Momento previo al levantamiento del cadáver

Se investigan las causas que acabaron con la vida del varón de 59 años, al que los servicios sanitarios le habían suministrado sedantes por su agresividad

Un hombre falleció durante la noche del sábado mientras se encontraba detenido en los calabozos de la comisaría de Policía Nacional en Soria, por causas que se desconocen y que actualmente se están investigando. La víctima, A. G. L., de 59 años y vecino de Soria, había sido detenido sobre las 18.30 como presunto autor de un delito de atentado contra agentes de Policía Nacional y Policía Local de la capital, que habían acudido a un establecimiento de hostelería de esta capital, al ser requeridos ya que esa persona estaba amenazando a clientes del local, según informó la Subdelegación del Gobierno a Europa Press 
Tras personarse en el local y proceder a la detención del hombre, este fue trasladado hasta las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía, donde debido al estado de agresividad en el que se encontraba el varón, los servicios de asistencia médica procedieron a administrarle sedantes después del aviso recibido. 
Después de esto, sobre las 20.55 horas, el funcionario de policía encargado de seguridad de los detenidos en calabozos escuchó un ronquido apagado, por lo que intentó comunicarse con el detenido, que durante este tiempo había permanecido tumbado, tapado por una manta y durmiendo, como se puede detectar por los dispositivos de audio y video vigilancia con que cuentan la Comisaría de Policía. 
Al no obtener respuesta del mismo, el funcionario accedió al calabozo, comprobando que su respiración y pulso eran muy débiles, procediendo de inmediato a llamar a los servicios médicos. 
Dentro del calabazo, los funcionarios de Policía realizaron maniobras de reanimación cardio-respiratorias al detenido hasta que llegaron las asistencias sanitarias, que continuaron las maniobras. Finalmente, y después de unos treinta minutos, el servicio médico certificó la defunción del detenido. 
Tras lo sucedido, la Policía Nacional comunicó los hechos al juzgado de Instrucción de la capital, en funciones de guardia, abriendo las pertinentes diligencias de investigación para esclarecer el suceso.