La Fundación debe pagar la mitad del coste de exponer en dos sedes

I.M.L. / Aranda
-

Las Edades del Hombre critica que el Ayuntamiento arandino no se haya implicado en la búsqueda de los apoyos económicos necesarios para sufragar la ampliación de la muestra

El coste de la ampliación de la muestra de Las Edades del Hombre a San Juan ha supuesto un coste de 300.000 euros. - Foto: DB

El balance del resultado de la exposición Eucharistia en número de visitantes y en repercusión para Aranda y para la comarca ha resultado más que positivo, en opinión de los representantes de sectores políticos, económicos y sociales. No puede decir lo mismo la Fundación de Las Edades del Hombre, que tendrá que sufragar por sí misma la mitad de los 300.000 euros del coste que supuso la ampliación de la muestra a dos sedes. Es más, este organismo afea al Ayuntamiento granadino la nula implicación en la búsqueda de apoyos económicos dentro del tejido empresarial de la comarca.
En un primer momento, la Fundación tan solo se planteaba utilizar la iglesia de Santa María como espacio expositivo y fue a petición del Consistorio de la capital ribereña que se amplió la muestra a la iglesia de San Juan. Esta duplicidad de sedes aumentaba el coste de la muestra en 300.000 euros, que la oposición municipal se negó en rotundo a que lo sufragase la Administración local, haciendo peligrar esa parte del proyecto. Ante esta postura, el equipo de gobierno acordó verbalmente con la Fundación de Las Edades del Hombre colaborar en la búsqueda de financiación privada para recaudar esa cantidad, y el Ayuntamiento tendría que poner lo que faltase. De hecho, cuando se hizo público este acuerdo, desde el Consistorio se aseguró que ya contaban con unos 152.000 recaudados.
Desde el punto de vista de la Fundación de Las Edades del Hombre, el resultado de aquel acuerdo verbal difiere mucho de lo que se planteó por aquel entonces. «El Ayuntamiento no tenía nada atado y he sido yo el que me he tenido que entrevistas con las bodegas que están dentro de la Denominación de Origen para buscar apoyos, iba acompañado por José María Jimeno, un técnico del Ayuntamiento, pero las peticiones de apoyo las hacía yo», reconoce Gonzalo Jiménez, secretario general de la Fundación de Las Edades del Hombre.
Fruto de esas negociaciones, se lograron recaudar colaboraciones económicas que superaban por poco la mitad de los 300.000 necesarios, mientras que lo demás ha tenido que salir de las arcas de la Fundación y de los patrocinadores habituales con los que cuenta esta institución. Jiménez lamenta que el Consistorio no haya sido capaz de encontrar alguna forma de colaborar con la promotora de las muestras de Las Edades del Hombre. Es más, le achaca a la institución municipal que haya cumplido de manera más que deficiente, bajo su punto de vista, uno de los puntos del convenio oficial firmado entre Fundación y Ayuntamiento, el relativo a la señalética que, desde que se ejecutó ese trabajo hasta el día del cierre, ha recibido un sinfín de críticas por no solucionar de manera efectiva las dudas de orientación de los visitantes y no ayudar a que el acceso al entorno de las dos sedes que acogieron la muestra fuese más sencillo para los turistas.