scorecardresearch

Obligan a 4 pueblos ribereños a ir al médico en autobús

I.M.L.
-

Los pacientes de Boada y Valcabado de Roa, Villatuelda y Haza son los primeros en tener que acogerse al nuevo modelo de asistencia sanitaria, al cerrarse su consultorio local por tener menos de 50 cartillas

Los pueblos de la comarca ribereña no han dejado de manifestarse por una sanidad rural digna y de calidad. - Foto: DB

Se venía avisando que podría pasar, antes de comenzar la pandemia se planteó desde la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León los recortes que se planteaban para la Atención Primaria en el entorno rural, y ahora empiezan a ser una realidad. De momento, cuatro localidades de la Zona Básica de Salud de Roa, aquellas con menos de 50 tarjetas sanitarias, ya tienen sus consultorios cerrados y ningún médico acudirá a pasar consulta a Boada y Valcabado de Roa, Haza y Villatuelda.

Junto a este cerrojazo de estos cuatro consultorios, la nueva Atención Primaria en la comarca de Roa va a afectar a las localidades que tienen más de 50 tarjetas sanitarias pero no llegan a 500 «que es el caso de la mayoría de los pueblos» reconoce Luis Miguel Rodríguez, alcalde de Guzmán, municipios encuadrado en esta franja, que «nos dejan con una consulta a la semana en vez de las tres que tenemos ahora», explica después de haber asistido a la última reunión del Consejo de Salud de Roa, «pero eso es ahora, porque al paso que vamos perdiendo población los pueblos, en tres años seremos más los que veamos que nos cierran el consultorio». 

«Nos convocó el médico que ejerce de coordinador del centro de salud y nos contó los cambios que iba a haber, que ya hay de hecho, y firmamos un escrito la Consejería para mostrar el posicionamiento en contra de estos cambios del Consejo de Salud», apunta el alcalde de Roa, David Colinas, que junto al de Guzmán, otros regidores del entorno y una representantes del AMPA del colegio raudense, acudieron a esta reunión.

Además, el tipo de consulta se tendrá que amoldar a las actuales circunstancias, con lo que la mitad de las citas médicas se realizarán de forma presencial y la otra mitad de manera telefónica. «No tiene ningún sentido, que hagan una consulta por teléfono si estamos a dos pasos del consultorio, va a tardar más el médico en hacerse entender por teléfono que si la consulta fuese en persona», se queja el primer edil de Guzmán.

Desde la Coordinadora por la Sanidad de Aranda y la Ribera participaban algunos miembros este pasado fin de semana en una concentración contra este nuevo modelo en la cercana localidad segoviana de Sepúlveda, en cuya comarca también se pretende implantar, pero no tenían conocimiento de su puesta en marcha en la Zona Básica de Salud de Roa de forma inminente (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes o aquí)