Burgos asegura 224 inmuebles tras el fuego de Notre Dame

J.M.
-

El Consistorio no tenía contratada ninguna póliza para grandes siniestros y ahora se protege incluso por posibles explosiones

Burgos asegura 224 inmuebles tras el fuego de Notre Dame - Foto: Alberto Rodrigo

El terrible incendio que sufrió el pasado mes de abril la Catedral de Notre Dame (París) propició que en el Ayuntamiento de la capital se preguntaran qué es lo que sucedería, más allá de la desgracia, si ocurriera algo parecido en alguno de los inmuebles de titularidad municipal. Ya sea un centro cívico, en un polideportivo o incluso en monumentos de gran valor histórico como el Arco de Santa María, tal y como ejemplifica la concejala responsable de la Concejalía de Patrimonio, Sonia Rodríguez. La respuesta que encontraron fue, según relata la edil, que el Consistorio capitalino «no tenía contratado ningún seguro» para cubrir los daños de una tragedia de este tipo o de similares características y de ahí que el pasado mes de julio firmara una póliza multiriesgo para proteger de un potencial «siniestro» a 224 inmuebles municipales. Es decir, a la práctica totalidad de los edificios e instalaciones municipales.
Lo que se ha hecho, de manera provisional, es recurrir a la figura del contrato menor para firmar con la compañía Generali España un seguro, por un importe que roza los 15.000 euros, para cubrir los daños que pudieran ocasionar «un incendio, una explosión, la caída de un rayo, inclemencias meteorológicas, daños por agua o por actos de vandalismo». Tendrá vigencia hasta el próximo 31 de diciembre y la idea, según añade Rodríguez, es elaborar a lo largo de los próximos meses un pliego que permita la convocatoria de un concurso para que el contrato tenga una mayor duración. Este procedimiento se inició con el anterior equipo de Gobierno, añade la concejala, aunque ha sido el nuevo Ejecutivo del PSOE el que lo ha hecho realidad.
La cobertura del seguro (la indemnización con la que la compañía compensaría al Ayuntamiento en el caso de que se produjera un gran siniestro) se establece que podría llegar hasta los 221 millones de euros en el caso de que los daños se produzcan sobre el continente (los propios inmuebles). Para el contenido (lo que hay en el interior) el pago podría ascender hasta los 22 millones de euros.