La ruta de los bocados

I.M.L.
-
La ruta de los bocados - Foto: Julio Calvo Recio

40 establecimientos compiten hasta el 31 de marzo por conquistar el paladar de los amantes de la gastronomía en miniatura eventos gastronómicos en el XVIII Concurso Comarcal de Tapas, Pinchos y Banderillas

Decía el poeta con mayúsculas, o sea, Lorca, que «se hace camino al andar». Desde ayer y hasta final de mes, en Aranda se hace apetito al andar de uno a otro de los 40 locales que participan en la décimo octava edición del Concurso de Tapas, Pinchos y Banderillas de Asohar, que toma su apellido de comarcal gracias a la participación de siete establecimientos ubicados en distintas localidades del entorno de Aranda.

Ayer se abría la veda para que los gastrónomos de pequeños bocados saliesen a la caza de las mejores propuestas, y de los sellos que les dan opción a participar en el sorteo de regalos. Y la propuesta no decepcionaba, porque aunque parece complicado innovar después de 18 años, algunos establecimientos lo consiguen y con nota. Una de las tendencias de este año es darle la vuelta al plato estrella de la gastronomía arandina, utilizando el lechazo como protagonista principal de la composición pero de las maneras más insospechadas.

Otras recetas tradicionales de la zona, como el congrio a la arandina, también tienen presencia renovada en el catálogo de bocados, con una presentación de lo más sugerente. El boletus es otro de los ingredientes estrella de varias propuestas gastronómicas, encontrando también detalles de mezclas exóticas.

Muchos de los establecimientos han optado por ofrecer a los tapeadores propuestas dulces, que sirven para que la ruta pueda concluir con un postre. Es el caso de un local que rescata una de sus propuestas premiadas, la Croqueta dulce de La Pícara, que ya se alzó con el galardón de la mejor croqueta de todo Burgos y que ahora se puede volver a probar. Para los más golosos, incluso hay propuestas en las que un carrito de chucherías para invitarte a degustar un helado casero con nata, gominolas, fresas naturales y una mimosa como cóctel. Una propuesta que, además de con un vino rosado, se puede acompañar de un café.

Esta cita que ya es ineludible en el calendario de Aranda y toda la Ribera se puede disfrutar de 12.00 a 16.00 horas y de 20.00 a 23.00. Además, Asohar aboga por potenciar el consumo responsable del vino de la DO, por lo que el precio de cada tapa junto a uno de estos caldos es de 3 euros.