La víctima del intento de violación sabía defensa personal

I.E.
-

Los golpes que dio a los agresores y la pronta llegada de las amigas evitó que consumaran la agresión

El detenido que ha sido enviado a prisión por el juez de guardia de Aranda de Duero. - Foto: I.M.L.

Quizá golpeara más por instinto que por haber adquirido unos conocimientos previos, pero la muchacha que el domingo de madrugada fue víctima de un intento de agresión sexual había realizado «hace años» un curso de defensa «de tres horas, de una tarde», según señalaron sus allegados. Se trató de un seminario corto en el que aprendió alguna técnica que el fin de semana acaso pudo poner en práctica cuando la abordaron en las fiestas de Quintanamanvirgo tres jóvenes de origen magrebí, dos de los cuales fueron detenidos gracias a la eficaz investigación e intervención de la Guardia Civil de Aranda. Y es que los golpes que dio a sus atacantes fueron en «zonas críticas», señalan fuentes de la investigación, que destacan también que la pronta llegada de sus amigas contribuyó a ahuyentar a los sospechosos.

Por su parte, los agresores habían estado de fiesta esa tarde y esa noche por la pedanía de Pedrosa de Duero, tras lo cual se dirigieron a la zona de las bodegas, que es donde se produjo la tentativa de agresión sexual. La chica, de en torno a 20 años de edad, se opuso, forcejeó con los tres individuos y logró zafarse de ellos para regresar con sus amigos. La Guardia Civil arrestó a dos de los tres presuntos agresores, uno de los cuales ha ingresado en prisión provisional, mientras que el otro ha quedado en libertad con cargos tras declarar en el Juzgado de Instrucción de Aranda de Duero. El tercero está identificado, pero por el momento no se puede demostrar su participación porque la víctima no logró verle el rostro, ya que se hallaba a su espalda en el momento que la abordaron.

Los hechos se produjeron en la madrugada del domingo pasado, en la zona de las bodegas de Quintanamanvirgo, una pedanía de Pedrosa de Duero. La víctima salió para tomar el aire de una de las bodegas -sede de las peñas del pueblo, que estaba de fiesta- para dirigirse a otra, pero en el trayecto le salieron al paso tres sujetos. Uno de ellos se abalanzó sobre ella por delante mientras los otros la sujetaban por los brazos por detrás. La muchacha sacó fuerzas de flaqueza, se revolvió y pegó a uno de ellos, tras lo cual pudo zafarse y regresar con sus amigos, que ya habían oído los gritos de auxilio.

 

OPERATIVO EFICAZ

Los agresores, ciudadanos de origen magrebí que residen en situación irregular en Boada de Roa -al lado de Quintanamanvirgo- huyeron de la zona a la carrera. Los vecinos los buscaron por las inmediaciones, pero no había ni rastro de ellos. La Guardia Civil puso en marcha un operativo de varias patrullas e inició una investigación que dio sus frutos el domingo y el lunes con dos detenciones.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, acudió ayer a las fiestas de La Vid y destacó «la celeridad y eficacia» con la que trabajó la Guardia Civil, lo cual permitió la detención de dos de los presuntos autores. También manifestó que continúan investigando sobre la identidad y participación de una tercera persona para, llegado el caso, ponerla a disposición judicial.