Aranda gana empresas inmobiliarias mientras pierde comercios

ADRIÁN DEL CAMPO
-

El sector de la venta y alquiler de vivienda es el que más ha incrementado su número de sociedades en los últimos cinco años. Le siguen los servicios de ocio. A la cola se sitúan tiendas, bares y construcción

La oferta de venta y alquileres de viviendas llama la atención de un vecino. - Foto: DB

Después de los años más duros de la crisis, el mercado ha tendido a una recuperación, al menos en términos macroeconómicos, que se ha reflejado especialmente en el último lustro y que ha variado la forma de vender y consumir. Esto provoca unos efectos por sectores que en Aranda han dejado a las tiendas y los bares como los grandes perjudicados y a las actividades de compraventa y alquiler de vivienda como las principales beneficiadas. Desde 2015 y hasta 2019, último dato disponible en el Instituto Nacional de Estadística, la capital de la Ribera ha perdido 62 empresas de comercio, transporte y hostelería (sector en el que agrupa sus datos el INE), lo que se traduce en un descenso del 5,9% y que deja el total de negocios en  los 983. Por el contrario, uniendo cifras globales y relativas, el sector inmobiliario es el que mayor crecimiento ha experimentado en la villa. En el mismo periodo ha ganado 29 empresas, aumentando un 32,9% su número, hasta alcanzar las 117.

Los otros sectores que han disfrutado una mayor expansión durante el último lustro en Aranda son los servicios de ocio y artísticos, con 43 compañías más y una subida del 21,6%, hasta llegar al total de 242 entidades; y el sector de la educación, la sanidad y los servicios sociales. Este ha ganado 18 empresas, aumento del 14,3%, y según el último dato, de 2019, cuenta con 242 sociedades en la capital ribereña. Otro área que ha crecido exponencialmente es de la información y la comunicación, aunque aquí hay que matizar que el bajo número global de empresas multiplica las cifras. El sector ha sumado seis nuevas sociedades y se sitúa en las 20. Algo similar ocurre con las actividades financieras y de seguros, que han crecido un 8,3%, tres empresas más, hasta llegar a las 39.

En el otro extremo de la balanza, con pérdidas de empresas, se sitúan la construcción y las actividades? científicas y técnicas, aunque eso sí, ambas con descensos contenidos. El sector del ladrillo cuenta hoy con siete empresas menos en Aranda que hace cinco años, una merma del 2,4%, que lo deja con 289 sociedades. Por su parte, las profesiones técnicas y científicas han bajado en cuatro compañías hasta quedarse en las 260 registradas en la villa. Por su parte, la industria mantiene su peso en la capital ribereña. Desde 2015 ha ganado seis empresas, hasta las 172, y el crecimiento se sitúa en un 3,6%.

En términos globales, sumando todos los sectores, Aranda ha ganado 32 empresas en el último lustro, sumando un leve incremento del 1,4% hasta alcanzar las 2.266 sociedades con sede en la villa. Esta cifra es justamente la contraria a la cosechada por Miranda en el mismo periodo. La ciudad del norte de la provincia ha sufrido una merma del 1,4% en su número de compañías, con 28 menos, quedándose en las 2.016. Por sectores, en Miranda también ha crecido el inmobiliario y mermado el del comercio, los transportes y la hostelería. En el desglosado, la ciudad de Burgos sigue una tendencia similar, pero más favorable en el cómputo global. Sumando todas las áreas económicas, la capital ha ganado 343 empresas, incremento del 2,7%, desde 2015.