Seis agentes ya vigilan a bicis y patinetes por el centro

I.E.
-

La Policía Local cuenta con apoyo desde este lunes de 11 funcionarios que se han unido al Cuerpo tras la fase de instrucción en Ávila. El PP pide un Pleno Extraordinario para la aplicación de la Ordenanza de Movilidad

El paseo del Espolón es una de las zonas más 'conflictivas' por las restricciones. - Foto: Alberto Rodrigo

La Policía Local va a vigilar el cumplimiento de la nueva Ordenanza de Movilidad en todos los rincones de la ciudad, pero hará un esfuerzo especial en el casco histórico, que es donde se concentran las zonas más ‘conflictivas’, las denominadas áreas de tráfico restringido. Así, destinará al centro de la ciudad a entre cuatro y seis agentes -que podrían llegar a ocho en algunos momentos- en turnos de mañana y de tarde, según explican fuentes del Cuerpo.

El resto de los barrios no se librará de la acción primero informativa y después sancionadora de la Policía Local. Serán los agentes destinados a patrullar por los distritos quienes se encarguen de aplicar la norma cuando observen infracciones de usuarios de patinetes y ciclistas. El Cuerpo ya dispone, además, del apoyo de 11 funcionarios más, porque este lunes se han incorporado los que superaron la oposición y acaban de pasar por la fase de instrucción en la Escuela de Ávila. 

Desde el Cuerpo informan, asimismo, de que mantendrán una reunión con la FAE y con las asociaciones de distribuidores para tratar el asunto de la carga y descarga, aunque no hay muchos cambios respecto a la anterior ordenanza.

Hay que recordar que durante el próximo mes la Policía Local desarrollará una campaña de información en la que apercibirá con denuncias de coste cero a todos los ciclistas y usuarios de patinete que infrinjan la nueva normativa. Al cabo de ese tiempo empezará a imponer sanciones económicas.

Otro pleno. El PP, por su parte, ha solicitado la celebración de un Pleno Extraordinario "ante el nuevo caos generalizado que ha provocado la entrada en vigor" de la ordenanza "sin informar a los ciudadanos". El objeto de esta convocatoria, señaló el partido en un comunicado de prensa, será "debatir y aclarar aspectos de una norma difusa e impuesta improvisadamente, sin pensar en sus consecuencias y que ataca al peatón, a las bicicletas y al transporte colectivo".

El Grupo Municipal Popular entiende que la implantación de la Ordenanza de Movilidad debiera haberse aplicado "de manera progresiva y con previa información a los vecinos, no de golpe, generando un caos y desconocimiento general en el que nadie tiene claro cómo y por dónde circular".