La Olimpiada, en el aire para Daniel Peñafiel

A.I.A.
-
La Olimpiada, en el aire para Daniel Peñafiel - Foto: Alberto Rodrigo

El campeón de España de BMX freestyle puede perderse los Juegos de Japón 2020 por falta de presupuesto de la FederaciónEspañola de Ciclismo.

Daniel Peñafiel puede perderse el sueño de competir en los Juegos Olímpicos de 2020. Japón decidió incluir el BMX en sus dos modalidades, race (carrera) y freestyle (estilo libre) y las opciones de participar del rider burgalés eran máximas. El año pasado realizó una gira internacional con la Federación Española y además se ha proclamó campeón de España pero la escasez de presupuesto pone en peligro su participación. «Oficialmente no me han dicho nada pero es año preolímpico y ya me he perdido la competición en China por falta de dinero», denuncia Daniel Peñafiel, conocido en el mundo del ciclismo como ‘Naran’, en clara referencia a su color de pelo.
Este burgalés de 30 años es uno de los mejores riders europeos, con múltiples carreras y exhibiciones por todo el mundo. Se mueve activamente a través de las redes sociales y una entrevista que le realizaron en el canal televisivo inglés Trans World Sport fue vista por 266 millones de personas de 40 países. Sin embargo, en su tierra es un perfecto desconocido. «Burgos no me ha ayudado en la vida», confiesa.
Lleva con orgullo su origen burgalés y lo luce en su bicicleta, troquelada con la Tizona, la espada del Cid, y el rostro del héroe. Ha realizado un diseño especial para que destaque en su ‘caballo’, que le fabrica la empresa portuguesa MuntantBikes y que Naran vende por todo el mundo desde hace 4 años.
A sus 30 años ya acumula una gran experiencia internacional, pues empezó con 15 años a volar sobre una bicicleta. Desde entonces se gana la vida con el deporte aunque las ayudas y el reconocimiento por parte del mundo del ciclismo y de las instituciones burgalesas es prácticamente nulo. Ha entrenado duro en el skate park del Talamillo y asesoró a los técnicos en el diseño y construcción del nuevo parque de San Pedro y San Felices. «Acudimos a diario entre 20 y 30 personas a entrenar, tanto en bici como en patín, pero las rampas ya están llenas de grafitis lo que supone un peligro para nosotros. Esa pintura es deslizante y un amigo ya se ha partido los dientes», comenta ante la dejadez y desidia del Ayuntamiento de Burgos por cuidar este recinto.
Vive con pasión el BMX pero se encuentra decepcionado por la ausencia total de apoyo, que se agrava con la incertidumbre de la Olimpiada. «En 2018, sin ser campeón de España, estuve compitiendo en Francia -dos veces-, Japón y China. Iba con el equipo nacional representando a España. Estaba claro que iba a acudir a las Olimpiadas. Este año, con el título de campeón de España, ya ha empezado el clasificatorio y se ha disputado una prueba en China. Han ido las chicas pero a mi me han dejado en tierra por falta de presupuesto», denuncia.
El equipo femenino español está formado por la vallisoletana Teresa Fernández y la catalana Beatriz Ibáñez. «La próxima cita será en Francia; vamos a ver si me llaman», afirma con esperanza Daniel Peñafiel.