Orden europea para que Christopher Lee indemnice a un ilustrador burgalés

diariodeburgos.es
-

El actor fue condenado a pagar 710.000 euros por usar un dibujo de forma indebida

Burgos. Gerardo Moreno, ilustrador de la portada de Christofer Lee, cuyo uso de forma indebida deberá ser objeto de indemnización.¶ - Foto: Alberto Rodrigo


El ilustrador burgalés Gerardo Moreno no se rinde en su lucha por lograr que Christopher Lee pague la indemnización de 710.000 euros a la que fue condenado en 2009 por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Burgos, de lo Mercantil. El actor inglés y algunas empresas asociadas utilizaron de forma indebida, según este tribunal, un diseño gráfico del dibujante para la película Jinnah, the movie. Dicho juzgado ha emitido una orden europea -de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales- con el fin de que el intérprete que mejor encarnó a Drácula abone dicha cantidad.
Todo comenzó en 2003. Gerardo creó años antes una web para darse a conocer a través de la red a la industria del cine. A finales de ese año, Juan Aneiros, webmaster de Christopherleeweb.com y yerno del actor, contacta con el dibujante para pedirle una ilustración digital para dicho filme, sobre la fundación de Pakistán.
Firman un contrato y, hasta ahí, todo bien. Gerardo Moreno recibió sus honorarios. Al poco tiempo, ambas partes volvieron a contactar. Y el mismo Aneiros propone al ilustrador burgalés realizar una ilustración plástica -a mano- y todo el diseño gráfico de las carátulas del DVD -menús, dibujo principal, hojas interiores, etc-.
Tras esta comunicación y, dado que el DVD tenía que salir poco después, se pone a la tarea. Hay que diferenciar entre el boceto digital por el que sí cobró, y el arte de la totalidad del DVD.
Pasaron varios meses y no volvió a saber nada ni de Aneiros ni de Christopher Lee. Al principio, intentó resolver las cosas de forma amistosa. En 2005 viaja a Liverpool para entrevistarse con el británico pero no le autorizan.
Tras tres años intentando llegar a un acuerdo con Lee y sus representantes legales, decide llevar el caso a los tribunales. Tras varias vistas, a las que no acude ningún representante del actor, el juzgado de Primera Instancia número 4 de Burgos dicta sentencia en marzo de 2009. En noviembre de ese año, el mismo tribunal dicta la orden de ejecución de la sentencia. En ella, el juez José María Tapia ordena a la empresa The Quaid Projet Limited, a Christopher Lee y a los gestores de su página web el pago de 710.000 euros al dibujante burgalés y un eventual embargo de bienes.
Son los honorarios que Moreno y sus abogados han determinado que debía haber recibido por las ventas de la película, de la cual ha salido una segunda edición, utilizando también las ilustraciones originales.
En estos años, Moreno ha cambiado de abogados, según publica El País,  por anomalías en sus gestiones. Además, ha denunciado a Aneiros ante la Policía de Burgos por amenazas. Recibió un correo electrónico del yerno del actor en el que le decía: «Acuérdate de lo que te digo, te vamos a enterrar vivo y a acuchillar a la gran puta de tu madre, para de molestar», rezaba el e-mail.