Los contratos 'a dedo' en el Ayuntamiento caen un 15%

C.M.
-

La Sociedad de Aguas y el área de Seguridad Ciudadana y Emergencias gastaron uno de los 2,29 millones que sumaron las 1.645 obras y servicios sin concurso que el Consistorio formalizó durante el año pasado

Operarios de la Brigada de Aguas reparando una tubería. - Foto: Alberto Rodrigo

Las administraciones públicas utilizan los contratos menores como un recurso para acelerar las contrataciones de obras o servicios al no requerir publicidad ni concursos. Ello evita meses de demora mientras concluye el plazo de presentación de ofertas, su estudio por la mesa de contratación, la propuesta de adjudicación, el estudio de posibles recursos y o la resolución. La Ley de Contratos del Estado ampara este procedimiento en importes menores de 40.000 euros en el caso de las obras y de 15.000 más un 21% de IVA si se refieren a suministros y servicios.
La entrada en vigor de la Ley de Transparencia en 2016 obliga al Ayuntamiento de Burgos a publicar de manera trimestral en su página web la relación de contratos menores que formaliza, el importe, el destinatario o el área a la que afecta. Una vez concluido el año 2019  se puede hacer una radiografía y compararla con el anterior. Durante el año pasado se realizaron 1.645, lo que supone un 15% menos respecto a 2018 (1.920).
El concejal de Hacienda, David Jurado, celebra esta reducción y la achaca a que desde el área de Contratación se han conseguido sacar adelante contratos caducados o pendientes. "Se ha normalizado la contratación por concurso y se recurre menos a los contratos menores, que lógicamente no desaparecerán dado que hay pequeñas contrataciones como son los suministros", señaló
Con respecto al montante económico destinado alcanzó 2.295.925 euros, lo que supone un 4,5% menos que en 2018 (2.401.309 euros). La media por tanto del año pasado es de 1.395 euros aunque dentro del desglose que ofrece el Ayuntamiento hay contratos con mayor volumen y otros más pequeños como por ejemplo los de compra de material de oficina. 
La Sociedad de Aguas es el área municipal que más volumen de dinero movió, con 630.776 euros, y también la que más contratos formalizó, 439. Desde que hay registros públicos, esta sociedad cien por cien pública es la que más emplea este método. 
El área de Seguridad Pública y Emergencias fue la segunda que más gastó con 430.269 euros correspondientes a 169 contratos, sobre todo correspondientes a la Policía Local y Bomberos. La siguiente en montante fue la Gerencia de Servicios Sociales con 377.407 euros  y 438 contratos. El Servicio Municipalizado de Deportes también es uno de los que más contratos menores acumula con 440, que sumaron casi 300.000 euros. La sección de Informática registró 123.000 euros mientras que Patrimonio alcanzó los 120.000.
POR TRIMESTRES. El año empezó  flojo y luego el volumen de contratación se fue incrementando. En el primer trimestre se alcanzaron los 314 contratos con un importe de 384.185 euros mientras que en el segundo la cifra llegó a 489 con 563.900 euros.  
La segunda mitad de año fueron en aumento. De julio a septiembre se firmaron 376 contratos por un importe de 630.050 euros mientras que de octubre a diciembre fueron 466, que sumaron 717.800 euros. 
Los gastos menores son muy variadas, que van desde la compra de folios o componentes informáticos hasta la redacción de pequeños proyectos de obras o la compra de material (tuberías, tuercas, herramientas o todo tipo de recambios). La relación se puede consultar en  la página web del Ayuntamiento y ver curiosidades como las de la Sociedad de Aguas con la compra de un árbol de Navidad (327 euros), tacos, calendarios o bolígrafos azules (716) o cartas para recibos (1.070).
En el área de Seguridad Pública y Emergencias destacan gastos para adquirir carteras y placas por 2.700 euros o carpas y botellines de agua para las fiestas (2.940 euros) y en Vías Públicas, la redacción del proyecto de urbanización de la calle Sextil (3.800 euros).